Vacía tu congelador

Vacía tu congelador
Imagen: simonehaag.com.au

El congelador es una especie de vórtice espacio-temporal en el que se acumulan los filetes de pollo hasta que se convierten casi en fósiles y en donde un experto podría trazar una historia de nuestros hábitos alimentarios de los últimos años leyendo desde el fondo hasta la puerta.

No obstante, de vez en cuando nos vemos en la obligación de descongelarlos, descubriendo cosas de esas que no se cuentan en las reuniones de vecinos.

Esto tiene que cambiar. Es ridículo además de insano utilizar así el congelador. ¿Sabías que, dependiendo del tipo pescado, puede que sólo aguante congelado 3 meses en buen estado? ¿Y la carne? Dependiendo del tipo y si está cocinada entre 6 y 12 meses. El pan puede que solo 1 mes, los helados 2 meses…

En definitiva, el congelador no es magia, tiene sus limitaciones y ocupar un espacio solo para tirar comida no tiene sentido. Por eso, hoy te animo a que incorpores una nueva rutina a tu vida: vacía el congelador.

Cómo hacer la rutina de vaciado del congelador

En un mundo ideal, cada vez que haces la lista de la compra inversa, deberías tener en cuenta todo lo que hay en tu congelador. ¡Puede que incluso te ahorres algunos días de menú con comida ya cocinada!

Yo lo hago desde hace ya muchos años y tengo el lujo de manejarme perfectamente con una nevera de esas que solo tiene congelador en la parte superior con una bandeja. ¡Y muchos meses sobra espacio!

Como sé que esto cuesta un poco, te propongo también un plan B. Dos veces al año vacía tu congelador, sí o sí, sin excusas. Es la mejor manera de asegurarte de que no queda nada medio disecado en su interior y de que no se te estropee casi nada.

Apúntatelo en el planner o en la agenda y trata de que sean fechas mas o menos equidistantes. Las mejores fechas para hacer este vaciado son antes de Semana Santa y antes de las vacaciones de verano. Esta semana la pascua ha caído muy abajo pero, normalmente, cuadra mejor. Precisamente por eso quería contártelo ahora, tres semanitas antes por si te animas a intentarlo con los menús de Abril.

El plan es forzarte a hacer la lista de la compra inversa y «prohibirte» comprar hasta que agotes absolutamente todo lo que tienes congelado. Como aún quedan 3 semanas, puedes ir organizándote para no comer judías verdes durante una semana seguida.

Ventajas de la rutina de vaciado del congelador

Vaciar el congelador de forma periódica tiene innumerables ventajas que, seguramente, nunca te habías planteado hasta ahora:

  1. Como ya hemos dicho, la primera y más importante de estas ventajas es tu salud. Un vaciado periódico te asegura que la comida congelada estará en mejor estado y conservará sus mejores propiedades. ¿De qué te vale gastarte una pasta en pepinillos ecológicos o ternera de angus si luego se machacan en el congelador durante meses?
  2. Por limpieza (y más salud). Hay congeladores que pasan años sin limpiarse. Creo que no necesito añadir mucho más a esto para que se entienda.
  3. Por tu economía. Además de lo evidente, esta rutina te permite ahorrarte unos eurillos importantes en la compra justo antes de momentos de mucho gasto como son las vacaciones.
  4. Si hubiera algún apagón o se estropease el congelador durante las vacaciones, el vaciado te ahorraría un disgusto y un olor horrible.
  5. Por los demás, por un mundo mejor, porque tirar comida a la basura es algo imperdonable. Y por enseñar esto a la gente que nos rodea y a nuestros hijos y generar un efecto dominó que cambie las cosas.

Conclusión

Vaciar el congelador de forma periódica te aportará muchísimas ventajas y casi ningún inconveniente.

Como todas las rutinas, la primera vez es cuando más cuesta. En cambio, una vez ya la tienes integrada en tu día a día (o tu mes a mes) apenas notas el esfuerzo. Yo lo comparo mucho con los menús mensuales, los primeros son un rollo pero luego reutilizas y salen casi solos.

Cuando vacías el congelador todos los meses y lo metes en tu rutina de menús y compra inversa, el contenido del congelador es mucho más pequeño de lo que tienes ahora. Inevitablemente, eso lo hace muchísimo más fácil de gestionar y revisar para la siguiente compra inversa. Es uno de esos cambios que, cuanto más se hace, más fácil es.

Tu turno, cuéntame, ¿haces vaciado de congelador periódicamente? ¿Cómo lo organizas? Y, si no lo hace, ¿te animas a probarlo?

18 thoughts on “Vacía tu congelador

  1. En mi caso no tengo rutina de vaciado del congelador pero al hacer los menus con la lista de la Compra inversa me obligo a integrar en el menu mensual primero lo que ya tengo en el congelador.

  2. Buenos diaa Alicia… como estamos a fin de mes mi congelador esta casi vacio….. cuando hace mas de un año empece a hacer los menus mensuales fue cuando tome las riendas de mi congelador. La primera vez que lo vacie, alucine en colores de lo que habia dentro y de lo mucho que me vi obligada a tirar. El calculo de dinero a ojo me hizo prometerme que eso no se repetia. Ahora solo tengo lo que voy a consumir en el mes que empieza y todo va perfectamente envasado con bolsas zip, e identificsdo y fechado. El domingo saque la comida de esta semana y ya los cajones quedaron casi vacios asi que aproveche a anotar lo que queda como parte de la lista inversa y a pasarle una bayeta humeda ya que es suficiente para mantenerlo limpio si lo haces todos los meses. Esta tarde termino la lista inversa, el menu (que ya lo tengo iniciado con lo del congelador ) y la lista de la compra. Asi que el miercoles a la compra y de jueves a domingo a preparar comidas que abril y mayo los tengo supercargados de trabajo. Muchas gracias guapa por hacerme ver lo importante que son estas rutinas….. tiempo y dinero…..

  3. yo tengo una lista de las cosas que cocino y luego congelo. No controlo tanto lo que compro congeladas, tipo verduras.. Hoy mismo, unas albóndigas con salsa que tenía congeladas me han salvado la cena 🙂

  4. Yo utilizo una aplicación (pantrify) que me sirve para tener claro lo que tengo en el congelador, en la nevera y en la despensa. Cuando voy a la compra entro cada cosa en la app y le pongo la fecha de caducidad, ella te lo ordena y te pone primero lo que va a caducar antes. Cuando hago los menús lo tengo en cuenta para gastar las primeras cosas que me indica.
    He empezado a congelar en vertical como dijiste y tengo que decir que es estupendo, me caben más cosas y las tengo mejor identificadas, y bolsa que entra en el congelador, bolsa que apunto en la app. A mi así me funciona.

  5. Pues yo lo suelo vaciar cada tres meses así que ahora me toca. Como este mes he alterado algo los menús porque hemos tenido varios compromisos, para el mes de abril aprovecharé lo que me ha quedado de marzo así que haré el vaciado justo antes de semana santa. Como iremos de viaje, quiero dejar organizado para la vuelta el resto de abril y mayo.
    Antes lo tenía sobrecargado pero desde que sigo tus consejos lo llevo mes a mes.

  6. No sé cómo habéis conseguido implementar la rutina del menú mensual. He hecho el inventario de todo y al final siempre me pilla el toro y sigo haciendo menús semanales para los niños, nosotros vamos más a lo que haya que gastar o improvisando y claro, hago compras un poco sin sentido…
    Estaba con la ilusión de vaciar el congelador antes de Semana Santa e intentar hacer el menú mensual en abril, pero en cuanto me pongo lo acabo post poniendo al siguiente mes, y así llevo desde enero.
    Gracias por el post, de momento el congelador sí o sí, lo vacío antes de Semana Santa. Espero que me sirva de comienzo para implementar más rutinas.

    • Pues una vez q lo consigues te cambia la vida de verdad (aunque siempre hay algún cambio y surgen situaciones q te obligan a improvisar algo), tengo un congelador adicional apagado, el congelador del frigorífico al día y el frigorífico bastante controlado y me sobra sitio en la despensa. Hace tiempo q apenas tiro comida. Y todo eso aunque mi casa es una locura: tres niñas (2 de ellas alérgicas), comemos 5 en cada todos los días y le preparo tuppers a mi padre cuando hacemos guisos (mi madre falleció el año pasado). Me costó mucho conseguirlo, lo hacía de forma intermitente y algunos meses empiezo algo tarde todavía pero de verdad merece la pena y como lo piensas con tiempo haces un menú más sano y no repites tanto las comidas;)

      • muchísimas gracias por tu comentario. Saber que no es tan fácil pero merece tanto la pena ayuda mucho. Este mes de abril también lo dejé pasar pero estoy apuntando lo que comemos para ir haciendo un borrador de menú para mayo y sigo actualizando el inventario.
        Ojala mayo sea mi mes.

        • Yo pongo lo que se come cada día (legumbres, pasta, verdura…) y luego indico el plato (lentejas, macarrones, crema de…). si hay segundo puedes poner «filetes» y decidir algunas cosas sobre la marcha. Ánimo

  7. Yo uso mucho el congelador. Muchísimo. De hecho estoy encantada porque ahora además del congelador de la nevera tengo un congelador pequeño adicional. Y jamás, jamás, he tenido nunca algo congelado durante muchos meses.
    Lo que hago es tener un inventario de congelador, por fechas. Voy apuntando qué tengo (y en dónde, para encontrarlo rápido) para asegurarme de que nada esté mucho tiempo congelado.

    Lo habitual es que todas las semanas entre algo al congelador (p.ej. hago guiso para repetir) y que salga otra cosa (la más antigua), así que aunque hay muchos platos tengo una rotación muy alta. Esto me permite cocinar menos veces y aún así tener variedad de platos a lo largo de la semana.
    Y al final de cada trimeste suelo tener unas fechas complicadas así que ahí prácticamente se vacían. Esa es la fecha en la que aprovecho para limpiar (paso todo a un congelador y limpio el otro).

  8. Hola Alicia, a mi esto me genera una duda, en alguna ocasión has dicho que tú congelas en vertical y así optimizas el espacio. Cómo haces para que te quepan los tuppers en vertical sin que se derramen (cuando aun no están congelados)? teniendo un congelador tan chiquitito como dices y dos, si congelas en bolsa, cómo todo queda abajo metes en el congelador una bolsa junto a la otra y sigues poniendo unas encimas de otras? creo que aquí la respuesta es que no tienes tanto congelado por la limpieza que haces en la compra inversa 🙂

    Yo tengo congelador de 3 cajones, pero pequeños, estrechos y poco profundos y eso es tierra de nadie, lo que metes ahí, ahí queda, en el olvido, un agujero negro y eso tiene que cambiar.Se nota que soy de la que piensa que el congelador es mágico y para el tiempo. Mi novio se pone de los nervios, y la verdad es que lo entiendo.

    Gracias!!

    Tomo nota, que este punto lo tengo mas que suspendido

  9. Yolanda Cámara López

    Estoy gratamente sorprendida porque yo tengo dos frigoríficos con sus congeladores de tres cajones y uno vertical con 6-7 cajones y los tres llenos como si fuera a llegar la guerra. Saco cosas pero siempre termino comprando porque se me gasta lo que más usamos. A ver si me hago a preparar los menús para que las comidas no sean tan repetidas y monotas. Y voy a ponerme está semana con los congeladores.
    Muchas gracias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.