Qué es el Zero Waste

Qué es el zero waste
Imagen: danslesac.co

Seguramente, en los últimos meses, hayas escuchado más de una vez esta palabreja. Está de moda y, para variar, es una muy buena moda, buena para todos.

Qué es el Zero Waste

El Zero Waste es un movimiento a nivel mundial que trata de alcanzar el objetivo de cero basura. Evidentemente, es algo realmente utópico pero eso no es lo importante. Cualquier reducción en la basura que generamos es un alivio para el planeta y sus habitantes y, cuanto mayor, mejor para todos.

Cada día, somos más conscientes del daño que producimos al planeta con la cantidad de basura que generamos. A mí, confieso que a veces me da un poco de ansiedad incluso. Me pongo mala cuando veo que en un solo día podemos generar tres o más bolsas de basura. Multiplica eso por todos los que somos, por cada día. Es de locos.

No obstante, la realidad es que, si intentas hacer el cambio de manera radical, te costará bastante más que si vas dando pequeños pasos poco a poco. Como para todo, necesitamos crear rutinas para que un cambio funcione.

Me apunto, por dónde empiezo

Lo primero que tienes que hacer es evitar que entre casa nada que no deba estar. Nada nuevo, ¿verdad? Lo sé pero es la base. Si entran a casa cosas que acabarán en la basura, ya vamos mal.

Y ahora te voy a contar lo que hice yo para darme cuenta de que cuales eran los desperdicios que más abundaban en mi casa. No va a sonar muy elegante pero lo que hay que hacer es analizar la basura. Puedes optar por la vía más asquerosilla que es revolver un poco la basura de un día cualquiera o bien que todos los miembros de la familiar anoten en un papel lo que van tirando a lo largo del día.

En mi caso descubrí que tiramos muy poco producto compostable, es decir, orgánico. Ya sabes, cáscaras de frutas y verduras, restos de alguna comida, hojas, palos, posos del café… Es verdad que tengo un espacio para hacer compost en mi terraza pero, aún así, algunas veces se nos escapan cosas. Aún así, puedo decir que este apartado lo tengo bastante controlado.

A vueltas con el papel

Tiramos mucho papel, muchísimo. Una parte importante es el papel de cocina que usamos más que la navaja de McGuiver. Y es que, claro, vale para todo. Creo que aquí voy a ser radical y voy a dejar de comprarlo aunque todavía no he dado el paso.

Ese es el método que usé con las bolsas del súper y funcionó de maravilla. Si te olvidas la bolsa, te lo llevas en los brazos. Parece un rollo pero hace años que no tenemos bolsas desechables para la compra en casa y no ha pasado nada.

Otro punto papelístico problemático está en el arte pictórico de mi hija. Es tremendo tiene poco arreglo. Pinta por delante, por detrás, recorta, pega… vamos, que me ha salido una artista. Le he puesto pizarra pero dice que no es lo mismo y algo hemos arreglado con rollo de papel continuo pero tampoco es la panacea.

También me he puesto las pilas con el correo llamando a bancos y proveedores de servicios para que no me manden cartas. Todo lo gestiono por internet que, además, es muchísimo más cómodo.

Bricks y similares

No somos demasiado consumidores de bricks y envasados por suerte. No consumimos casi nada en brick, ni vasos de yogur. Siempre optamos por opciones en vidrio, menos contaminantes que el plástico, aunque es casi imposible evitarlo. Vivimos en un mundo plastificado.

Por contra, claro, producimos mucho desperdicio de cristal, que se puede reciclar, pero aún así. La parte buena del cristal es que proviene de fuentes menos agresivas con la naturaleza que el plástico.

Voy a trazar un plan para la reducción de plásticos y cristales en casa pero todavía estoy valorando opciones.

El textil

Esta parte es la que más dominamos y casi no solemos tirar textil. En primer lugar, controlamos muchísimo lo que entra en casa así que sale muy poco. Lo que sale, normalmente, se va a donaciones.

Paso a paso

Como ves, a nosotros nos queda todavía un gran camino por recorrer pero ya estamos en el camino y eso es lo importante. Hasta el camino más largo empieza en el primer paso. Somos nosotros, como consumidores, los que tenemos la responsabilidad.

Hace años, hubiera sido impensable encontrar en los supermercados habituales secciones Bio y Eco y casi hacer desaparecer el aceite de palma de nuestra vida y ¿cómo es ahora? Eso es por que, nosotros, con nuestras decisiones de compra, hemos cambiado la tendencia. Las empresas venden lo que se demanda. Si se dejan de comprar productos con aceite de palma, no tardan menos de un mes en quitarlos de en medio.

A veces no somos conscientes del poder que tenemos para cambiar el mundo.

¿Te apuntas al cambio?

Te recuerdo que este sabado  tengo talleres en Bilbao, nos vemos

29 thoughts on “Qué es el Zero Waste

  1. Ay! Difícil tarea… no estoy muy concienciada aún. Aunque alguna cosilla sí hago:
    Yo he pedido a mi frutero de barrio que no meta en bolsas individuales la fruta cuando me prepara el pedido. Todo a una única bolsa.

    Y las bolsas que se cuelan las reutilizó para la basura. Con un bebé en casa, los pañales suelen necesitar una bolsa cada día o cada 2 días como mucho…
    El supermercado donde hago la compra online ya no usa bolsas de plástico… todo de papel…

    Buena mini semana!!!!

  2. Hola Alicia, gracias por el post.En mi caso el plástico es de largo lo q se acumula más. Estoy localizando tiendas de compra a granel próximas a mi casa. Pienso q el Zero Waste abre una línea muy interesante en tu blog. Ya nos iras informando de tus avances en esta línea. Saludos

  3. Buenos días!
    Por supuesto me apunto al cambio!
    Qué alegría me da pasar por aquí , ja ja porque veo que compartimos muchos pensamientos y ya no me siento rara ja ja … Hace años , desde que con contenedores , nos facilitaron separar la basura , que recibió y me pone de mala uva cuando abro el contenedor amarillo de mi portal y veo que algunod de mis vecinos tiran cartón, juguetes o todo tipo de cosas sueltas( por eso se ve) donde los civilizados tiramos nuestras bolsas con plásticos, latas y brick, esto por no salir y cruzar la calle para usar los contenedores adecuados …Qué le pasa a la gente????…Si no quieres no recicles pero no te cargues el reciclaje ajeno!!!!…El papel de cocina es tema aparte ja ja realmente su uso es muy práctico pero intento «racionarlo» es decir sólo para lo imprescindible como secar el pescado antes de cocinar es que tengo a alguien en mi familia que lo usa hasta para secarse las manos!!! No paños, ni toallas!!! Papel de cocina en cantidades ingentes y no hay manera de concienzarle pues alega que es ecológico poner menos lavadoras a causa de paños de cocina o toallas de manos madre mía es como toparse con un muro porque el papel viene de los árboles…En fin!!!… No obstante aunque separemos la basura , también echo el aceite usado en un contenedor específico para ello, para hacerlo bien habría que matizar muuucho pero al menos este es un gran paso y siempre es mejor que nada verdad?!
    Un beso Alicia y feliz día!!!

  4. Yo llevo más de diez años practicando el ecologismo. No llego a ser radical pero casi. Como dice Alicia, se trata de concienciarse. Pero no concienciarse de mentalizarse o de animarse algún día, sino el concienciarse de tomar conciencia plena de los actos que realizamos a lo largo del día. Poner consciencia en nuestro día a día y pasito a pasito se llega a la meta, sin atracones.

    Por otro lado, lo que comentas de los cambios que hemos logrado como sociedad en cuanto al consumo, son muy ciertos. Aún no somos conscientes del poder que tenemos como consumidores. Como dice nuestra gran filósofa valenciana Adela Cortina, comprar es votar. Cada vez que metemos en la cesta un producto, estamos votando que sí a la empresa que lo fabrica. Del mismo modo, podemos votar que no y dejar de comprar productos que nos parecen perjudiciales para nuestra salud o para el medioambiente. Y así estamos consiguiendo que cada vez menos productos lleven grasas hidrogenadas, parabenos, ftalatos, sls, phenoxyetanol, resorcinol (en los tintes del pelo), bisfenoles, etc.

  5. Lo importante es dar el primer pasito. Ya luego te vas dando cuenta de que la vida se te simplifica y quieres más y más. Yo empecé con esto del zero waste hace un par de años como quien no quiere la cosa y ya no volvería atrás por nada del mundo.

  6. cambiar la botella de agua del trabajo por una botella de vidrio o aluminio que llevas de casa ya llena, se ahorra un monton de plástico!!

  7. Gracias por el post. Me encantaría que pusierais pequeños gestos diarios con los que reducir basura. Yo uso las pequeñas bolsas de plástico de la fruta para limpiar a diario el arenero del gato porque la verdad es que no sé cómo puedo hacerlo de una forma más ecológica. La leche me gustaría comprarla en vidrio pero no la encuentro. Quiero poner un filtro de agua para no tener que comprar botellas de plástico. Uso vinagre en lugar de suavizante, y también para el suelo de madera. Alcohol para limpiar los muebles melaminados…en fin pequeñas cosas que ayudan algo, pero necesito dar un salto mayor.

    • Hola! Las «cositas» de mis gatos, las tiro en un cucurucho de papeles de publicidad. Creo que incluso da menos olor si tardo en bajar la basura. Los brick de leche, los uso para manualidades, por ejemplo separadores para los cajones; y ahora los estoy guardando para hacer un cesto para la ropa sucia. Con cartón, tengo unos muebles chulisimos y como patas puse botes de café. Con trozos de cuerdas, hago pelotas para mis gatos. Con camisetas de tirantes y restos de lanas, bolsos para el verano…. Podría seguir… Espero que te sirvan las ideas. Un saludo.

  8. Yo me topé con el Zero Waste antes de las vacaciones de primavera, y la verdad es que me ha enganchado. Lo malo de esta sociedad es que no hace más que ponerte trabas. Por ejemplo; el mes pasado comencé a hacer la compra en la carnicería con los tuppers de casa, pero es lunes, la carnicera del supermercado me dijo que ya no podían seguir haciéndolo, que sí, que me lo metían en el tupper, pero que tenían que usar un papel para cortar y pesar la carne. Total, ya ha usado un papel que no se va a reutilizar. Y, por favor, que no me venga nadie diciendo que no consuma carne (que ya lo han hecho).
    Voy a todas partes con la bolsa del pan y una bolsa de tela (por si acaso).
    También he cambiado todas mis facturas a facturas electrónicas, me he dado de baja de tiendas en las que te mandan a casa correos con descuentos y no hacen más que regalarte cosas para que compres cosas que de verdad no te hacen falta.
    voy a hacer la compra con el carro, y toda la fruta la meto revuelta en bolsas de red (las que se usan para lavar ropa delicada).
    Tengo una botella de vidrio y una taza en el trabajo, y me llevo la comida de casa en mis envases.
    Pero aún haciendo todo esto, y más, me es muy difícil no generar casi ningún tipo de residuo.

  9. Ufff a mí me queda todo por hacer. Reciclo en los contenedores y procuro hacerlo correctamente, pero a diario generamos una bolsa llena de orgánico y otra de plásticos. Con las bolsitas de la frutería tiro las cacas del perrito a la papelera y también las uso para los bocatas de la merienda. Pero tengo un problema con tanto plástico. No sé qué hacer para usar menos.

    • Nosotros por ejemplo nos hemos pasado al jabón en pastillas, he ganado espacio en el mueble, ahorro dinero y tiro menos plástico. Es un pequeño cambio, pero algo es algo. Ahora estoy en busca de champú sólido.

  10. Hablando de los posos del café, tienen alguna utilidad real y contrastada (he oído que se puedem usar cimo sbono de plantas, para lompisr tuberías…. peto también escritos que lo desmienten…)

    • Si?? Yo es que lo veo tan blanco que no sé he pensado que estaría blanqueado químicamente y me da miedo, por que como luego él Compost que yo hago lo uso para plantas peor también para el huerto, no se me da miedo

      • Efectivamente a lo largo de su elaboración reciben varios blanqueados de tipo quimico y además para mantener la resistencia en su composición llevan resinas.

      • El papel de cocina y los pañuelos de papel si llevan restos orgánicos (comida, mocos…) van al orgánico. Si los usas para absorber agua o secarte las manos, van al papel.

  11. Hola Alicia! Me encanta tu Blog. Te sigo desde enero (mes de mis vacaciones y en el que me puse de lleno a organizar mi casa…). Soy de Argentina y vivo en el interior. Hace muchos años que hago compost con la orgánica que en casa es mucha ya que consumimos mucha verdura y fruta. Estoy medio vaga con la separación de los reciclables… Es un próximo objetivo. Pero puedo decir que ya no desechamos compresas descartables ni tampones. Y mi hija menor durante sus dos años de pañaleo uso de tela. Creo que con eso ya estamos aportando bastante! Hasta luego!

  12. Buenos días Alicia… uff que dificil en la sociedad que vivimos y que queremos que todo sea lo más comodo posible…. Cuando voy a la compra procuro llevar todo «sin envase» y si va alguno, que sea natural como los plátanos…. En mi casa ya he reducido totalmente los deshechos organicos ya que prácticamente lo reciclo todo con la cocina de aprovechamiento. Vamos que si tuviera una compostera estaría mas vacia….. En cuanto al plástico tambien lo he reducido a la mínima expresion y ya casi es inexistente…. Pero el papel… el papel es tremendo…. Progresivamente estoy tratando de usar paños de cocina y bayetas reutilizables que cada x vayan a la lavadora pero en determinados momentos la mano va sola al rollo de papel… posiblemente la única solución sea la que propones, que no esté y en su lugar tengas un colgador con varias opciones de paños y bayetas reutilizables…. tipo algodon o microfibra…..
    En fin, como se que te gusta investigar imagino que nos iras contando.

    Muchas gracias

  13. Yo estoy totalmente concienciada , pero a pesar de eso es difícil, evito que me pongan en la frutería una bolsa para cada producto, intento llevar mi bolsa de tela y siempre separo vidrio , papel y plástico.
    Aunque todavía queda mucho por andar , es importante que pongamos nuestro granito de arena.
    Gracias

  14. En mi frutería aprovechan las cajas de frutas que ellos generan para darnos la fruta, solo se usa bolsa en alguna fruta delicada como uvas, el resto de fruta y verdura, directa a la caja. Te vas a casa con tu cajita y las piezas de fruta todas juntas. Yo tengo una caja plegable que siempre llevo y así no necesito coger una nueva.

  15. Hola! pues yo apliqué poco a poco este estilo de vida a mi familia y estoy muy contenta. Me ha hecho crecer mucho como persona. Y llegué al Residuo Cero gracias a la organización de mi hogar. Creo que el objetivo ha de ser la basura minimalista y no llegar al cero absoluto 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.