¿Qué hago con la ropa que ya me he puesto y que quiero usar al dia siguiente?

¿Qué hago con la ropa que ya me he puesto y que quiero usar al dia siguiente?
Imagen: facilisimo.com

Si eres de los que me sigue desde hace tiempo, ya sabes que esta es una de esas preguntas recurrentes que aparecen en los comentarios o en las redes con cierta frecuencia.

Y sí, he tardado, pero hoy ha llegado el día de dedicarle un post en exclusiva. ¿Hace falta tanto? Bueno, puede parecer una pregunta de rápida respuesta pero lo cierto es que, como siempre, hay varias posibilidades.

Vamos a ello.

El olor es el que manda

Da igual si te lo has puesto dos días o dos horas, la regla de oro es la misma. Si no tiene manchas y no huele, no necesitas lavarlo, puede irse al armario sin problema. Si huele o tiene manchas, obviamente, hay que lavarlo.

Hasta aquí creo que es evidente pero, claro, el problema viene en las situaciones intermedias.

Por ejemplo, me he puesto una ropa determinada para salir por la tarde un par de horas y, vale, no está como recién lavada, pero está bien para ponérmela mañana. ¿Qué hago con ella?

Como fiel seguidor, sabes que dejarla encima de la cómoda o de una silla es una receta para el desastre. No obstante, tampoco es cuestión de volverlo a guardar porque, además, si ya tiene ese cierto olorcillo a «salir a la calle» no quieres que se traspase a otras prendas.

No pasa nada, hay trucos para todo.

Las cajas

Te cuento como lo hago yo en casa que somos tres. Es un ejemplo real que pruebo en el día a día por lo que no puede haber prueba más fidedigna de su buen funcionamiento.

Como ya he comentado en otros posts, nosotros nos vestimos y desvestimos en el baño. Es el mejor sitio porque cuando alguien se levanta antes no despierta a los demás y la ropa sucia por la noche va directa al cubo que también está en el baño.

Asi, es en esta habitación de la casa tenemos tres cajas de madera, del estilo de estas cajas que imitan a cajas de fruta pero vamos, serviría cualquier cosa similar: cajas de plastico, de fruta, cestas…. esto dependerá de vuestro espacio.

Cada caja pertenece a uno de nosotros. La de abajo a mi peque, la del medio es la mía y la de arriba la de mi chico.

En esa caja, dejamos por la noche la ropa que nos pondremos al día siguiente. Esto ayuda a que no haya que ponerse a las siete de la mañana entre legañas a desentrañar los misterios del armario. La ropa ya está elegida así que todo es más rápido como conté en 7 tips para salir a tiempo de casa por las mañanas.

Entonces, si el pantalon se repite o la camiseta se usa al día siguiente, se deja en la caja. Por la mañana, una vez nos vestimos, el pijama lo dejamos en esa misma caja que se quedará ahí hasta por la noche.

Como siempre, esto no es nada revolucionario pero funciona. Está ordenado y esteticamente no queda mal en el baño. Eso sí, la ropa hay que doblarla y colocarla con unos mínimos, nada de tirarla hecha una pelota dentro de la caja.

Para familias numerosas

Sé que si sois seis o siete es un truco complicado porque no tendréis espacio en el baño porque varios tendrán que vestirse a la vez pero hay opciones.

Lo más evidente es colocar las cajas en las habitaciones. Ponlas en algún lugar cómodo, que esté a mano pero que tampoco resulte demasiado visible. Por ejemplo, imagina una caja de paredes altas en una estantería que no deje entrever demasiado el interior.

El problema, para mí, de vestirse en las habitaciones es que, si duermen varios, es fácil que se despierten unos a otros. Además, es una receta segura para que la ropa sucia se acumule en el suelo durante días.

Si sólo es un problema de almacenamiento y tenéis más de un baño, la solución es fácil. Dividiros entre quienes van a uno y cuales a otro (siempre al mismo).

También puedes usar perchas, sobre todo si usáis muchas blusas o camisas. Puedes poner unos colgadores en la pared o detrás de alguna de las puertas y así ahorras espacio de cajas.

Resumiendo

Intenta vestirte y desvestirte en el lugar en el que tienes el cubo de la ropa sucia. Habilita un lugar, que esconda la ropa pero que sea cómodo, en el que guardar la ropa del día siguiente. Si tienes niños, procura educarlos desde pequeños a vestirse en el baño, la habitación no es lugar para vestirse. Te ahorrará muchísimo desorden, muchísimas discusiones y muchísimos quebraderos de cabeza.

Acerca del libro

En primer lugar quiero agradeceros a todos la magnífica acogida que ha tenido el libro de 21 días para tener tu casa en orden. He estado un pelín desbordada.

Poco a poco, estoy poniéndome al día con todos los envíos aunque, entre imprimirlos, dedicarlos, enviarlos y gestionar alguna que otra incidencia, voy con algo de retraso.

Mi objetivo es que a lo largo de la próxima semana como muy tarde los tengáis todos en destino pero os pido un pelín de paciencia, mis manos son limitadas.

Si tenéis curiosidad, voy «retransmitiendo» todo el proceso, con sus avances y problemas, a través de los Stories de Instagram.

Feliz fin de semana.

12 thoughts on “¿Qué hago con la ropa que ya me he puesto y que quiero usar al dia siguiente?

  1. Buen día, gracias por el post. Yo tengo espacio en el baño y tengo un banco de madera de los de Ikea y es ahí donde dejamos, doblada, la ropa que hemos llevado durante el día y el pijama.
    Sobre el libro, como soy de Mallorca y de momento no es posible recibirlo, quería saber si cuando sea posible en envío a las islas, podría venir dedicado también. Fuimos varias, de las islas, que intentamos el primer día reservarlo. Si fuera posible, el día que el libro pueda llegar a las islas, seguro que a todas nos gustaría tenerlo dedicado.
    Gracias y te felicito por tu trabajo.

  2. En el baño yo no tengo hueco para esto que tu dices, pero vamos me has cambiado la vida «hija», no me creo el orden que tengo en casa desde que cumplí el reto de los 21 días ( a falta del trastero, pero que tampoco esta muy mal), cómo he aprendido a optimizar mi tiempo, ahora tengo mas, mi días de lavadora, de limpieza de polvo, de baños y de cocina,…..¡increíble!, cómo gano tiempo al dejar preparado en la noches lo de la mañana siguiente, es increíble, como lo he interiorizado y como no hago pereza para hacer nada de lo propuesto. Me gusta esta idea de dejar la ropa preparada, veré como lo puedo llevar a mi hogar. Gracias por tanto…….tu blog ha sido un gran descubrimiento, y lo estoy dado «bombo» entre mi familia y amigos.

  3. Pues yo lo del baño no lo veo. Llego a casa y me cambio de ropa para estar más cómoda. Dejando la ropa en el baño puede coger olores no muy agradables… y no puedo con ello. Prefiero tener la caja en la habitación y si eso sacar la ropa al baño antes de acostarnos para no molestar al que se levanta más tarde. Pero lo de vestirse en la habitación no veo por qué no. Es todo cuestión de organización 🙂 está claro.

    • Me pasa lo mismo, no veo el baño como el sitio adecuado (mi cubo de la ropa sucia está en la galería, donde siempre hay una rendija de ventana abierta y tiene opción a airearse mientras espera su momento en la lavadora). No veo pega en vestirse o desvestirse en la habitación de cada uno, para mi es más cómodo.

      • Cada uno tiene que ver su caso personal. En mi caso, que dormimos tres en la misma habitación, no nos levantamos todos a la vez, así que sería de muy mal gusto que el que se viste primero se ponga a prepararse en la habitación mientras los demás todavía pueden dormir. Luego está el problema de dejar la ropa tirada por la habitación por las noches pero eso ya depende de lo disciplinado que sea cada uno. Como siempre, tenéis que adaptar mis consejos a vuestra realidad. Algunos os servirán, otros no y otros tendréis que cambiarlos un poco.

    • ¿cajas de madera en el baño? no lo veo práctico, la verdad. Y la habitación me parece el mejor lugar para vestirse/desvestirse: tienes más espacio, la ropa a mano, espejo, no hay olores…
      Si me voy a volver a poner la misma ropa, suelo dejarla un rato aireándose en la terraza.

    • Para nada, siempre que utilicemos un poco el sentido común. Tampoco es que nos rebocemos en el barro cuando salimos a la calle. Tampoco es lo mismo si trabajamos en un taller mecánico que en una oficina. Cada uno tendrá que ver su caso personal.

      • Pero si vas y te sientas en transporte público donde miles de personas han ocupado ese mismo asiento si que es antigénico luego poner esa misma ropa donde el pijama

  4. Llevo una semana usando una baldita del mueble del baño que tengo desaprovechada, y estoy encantada. Siempre tengo el pijama a mano, y los complementos tipo una chaquetita, unas medias puestas un rato…me sirven para aprovechar y crear el look del día siguiente. Que increíble que algo tan sencillo sea tan práctico. Estoy siguiendo el reto, y aunque muy despacito y un poco a lo loco, estoy descubriendo un mundo nuevo. Gracias Alicia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.