7 tips para salir a tiempo de casa por las mañanas

7 tips para salir a tiempo de casa por las mañanas
Imagen: sarahwidman.se

Salir de casa por las mañanas, sin prisas y sin la lengua fuera, debería ser una práctica obligada para todos. Hace unos meses, cuando mi peque empezó el cole, prometí que contaría mi rutina de mañana si conseguía que fuera eficaz. Y lo prometido es deuda.

Por eso escribo esta entrada. Una de las cosas que más me preocupaban cuando nació mi hija, era el sentir que llegaba siempre tarde. La puntualidad para mí siempre ha sido importante y yo veía a todos los padres a mi alrededor siempre corriendo, siempre agobiados, siempre tarde.

Pero lo cierto es que esto es perfectamente evitable. Se puede. Si yo no llego tarde prácticamente nunca con una niña de tres años, vosotros tampoco tenéis porque hacerlo.

El objetivo

Aunque pueda parecer que el objetivo de todo esto es realmente ser puntual cual inglés a la hora del té, la realidad es que esto es más un beneficio secundario.

El verdadero objetivo es, como siempre, vivir más tranquilos y relajados. Estoy convencida de que una vida sin estrés y más sencilla reduce todos los males que tenemos en la vida. Reduce la posibilidad de sufrir enfermedades, las tensiones familiares y de pareja y, en general, nos permite disfrutar más y ser más felices.

Ese es el verdadero objetivo. ¿Cómo te sentirías levantándote tranquila, desayunando sin prisas y saliendo de casa con la seguridad de que llegarás a tiempo?

Mi plan

Ahora que mi peque se ha incorporado al cole, me preocupaba no apañármelas por la mañana. Tras ya medio año, la verdad, estoy gratamente sorprendida. Conseguimos que la cosa marche sin agobios y nos levantamos con el tiempo bastante justo. Media hora desde que suena el despertador hasta que salimos de casa.

Así es como lo hacemos.

1. La ropa se elige la noche anterior

Esto es fundamental. Olvídate de pensar todavía con las legañas y los pelos del madrugón. Estas horas son enemigas del pensamiento. Tienes que tratar de automatizarlo todo.

Un paso más allá de esta técnica es, los domingos, dejar colocada en perchas cada conjunto de ropa de cada uno de los días de la semana. Una semana entera sin pensar qué me pongo mañana.

¿Te suena? Efectivamente, hemos traído el concepto de menú a la ropa. Yo lo llamo Menú de Vestuario.

2. Dúchate por la noche

Sé que esta batalla entre ducharse por la mañana o por la noche es tan antigua como el mundo. Al menos, desde que el mundo tiene duchas. No obstante, para mí la práctica gana.

Ducharse por la noche ahorra tiempo por las mañanas (vaya descubrimiento), nos permite ducharnos con más calma, acostarnos con una mejor sensación y descansar mejor.

El tiempo ganado nos deja, por ejemplo, más espacio para un desayuno tranquilo.

3. Bolsos y mochilas preparadas la noche anterior

Al igual que la ropa, los bolsos y las mochilas debes dejarlos preparados y en la entrada, si tienes hueco. Listos para salir.

4. Deja el desayuno medio preparado la noche anterior

Todo lo que puedas dejar preparado para el desayuno, déjalo listo por la noche. El mantel colocado, los platos o los vasos, etc… Por la noche, esos cinco minutos de preparación apenas se notan. En cambio, por la mañana marcan la diferencia.

5. No mires el móvil, este es un paso fundamental

Te vas a cansar de mirar el móvil a lo largo del día. Te aseguro que no hay prácticamente nada en el móvil que requiera tu atención a las siete de la mañana.

Si caes en la trampa y miras el móvil, vas a ponerte a ver Whatsapps, quizá a contestarlos, o menciones en Instagram o… bueno, qué te voy a contar que no sepas ya. Si todas las mañanas es lo mismo.

6. La cama y la Roomba

Un consejo a mayores, que yo también sigo, es hacer la cama y dejar puesta a Roomba antes de salir de casa.

No hay peor sensación que llegar a casa del trabajo y encontrar la cama desecha y el pijama hecho un higo por ahí. En cambio, no hay nada mejor que llegar y encontrarte la casa aspirada y todo en su sitio.

La forma en la que vuelves a casa del trabajo es totalmente diferente.

En el primer caso, llegas de trabajar y te encuentras más trabajo. En el segundo, llegas a una casa lista para tirarte en el sofá, poner algo de música y relajarte un rato.

7. Acuérdate del repaso nocturno

¿Te acuerdas de cuando te hablaba de los 5 minutos de rutina para acabar con los espacios de caos? Dedica esos 5 minutos a repasar todo por la noche para no encontrártelo por la mañana. Los cuatro platos de la cena, la sudadera que se ha quedado sobre la silla, los juguetes que dejó el niño antes de acostarse.

Combínalo con esta rutina de mañana y habrás ganado una batalla importante a la hora de dominar tu casa, y tu vida.

Este es mi ritual, mi rutina de mañana para empezar el día tranquila y con la sensación de que domino la situación.

Si te fijas, la anticipación es la clave. Por la noche dejamos listo lo de la mañana. Por la mañana, dejamos listo lo de la tarde. Con pequeños pasos, estarás solucionando los problemas antes de que ocurran.

24 thoughts on “7 tips para salir a tiempo de casa por las mañanas

  1. Gracias dios mioooooo! No soy una loca, me acabo de ver reflejada. No tengo hijos pero todas las noches me dejo mi ropa, zapatos y bolso preparados, mi merienda para el trabajo y….Mi desayuno planteado! Bandeja, taza, infusionador, el té al lado, tostadora…. Mi novio dice q estoy fatal y yo pienso que fatal están todos los que desayunan rápido y salen sin peinar. Yo no. 🙂

  2. Alicia te olvidas de que la niña quiera vestirse, quiera desayunar, te vierta la leche, mamche ropa, mantel, suelo…. a cambiar y a limpiar. La teoría es perfecta y buenísima para ahorrar toempo, pero la práctica no siempre es perfecta…

        • Yo tengo 3 peques y si me permitís os doy un consejo, la mayoría de las veces que un niño se levanta torcido es porque no ha descansado lo suficiente. Llevo 10 años siendo madre y puedo contar con los dedos de una mano las veces que se me han levantado torcidos como para no querer vestirse o no querer desayunar. A los niños la falta de sueño y las prisas por la mañana les pasan factura.

  3. MARÍA VICTORIA MELO ESPERANZA

    Pero las camas tienen que ventilarse…
    Y los niños, en mi caso dos, de 3 y 5 años, tienen que colaborar… y esto no es siempre así…
    Jijiji

      • Los que vivimos en el norte y salimos de casa antes de las 8 de la mañana, lo de ventilar lo tenemos un poco difícil, y desde que leí sobre la probabilidad de acumular más ácaros por no airear el colchón, me es imposible hacer la cama tan pronto me levanto.
        Muchas de estas rutinas ya las aplicaba antes de tener a mi hijo, pero es verdad que siempre hay imprevistos, sobre todo cuando son más bebés (¿qué me decís de los vomitones de última hora justo cuando vas a salir por la puerta?). Afortunadamente, todo mejora con el tiempo. Ahora mismo, a mi hijo de casi tres años, lo animo a que se vista solito (de cintura para abajo) y mientras se toma su tiempo para hacerlo, yo aprovecho para acabar de arreglarme ou hacer algo por casa rapidito (dejar puesta la lavadora, por ejemplo).
        Las rutinas de la noche anterior también intento aplicarlas, pero a veces estás taaan cansada a esa horas, que prefiero levantar al día siguiente 10-15 minutos antes. Es cuestión de ir adaptándose a las circunstancias del día a día, y sobre todo y ante todo, mucha calma!

  4. Gran post!! Yo soy de las que prefiere dejar todo por la noche y levantarme incluso un poco antes y no correr ni llegar tarde!
    Tengo 3 hijos (10, 7 y 5) y siempre ha sido asi. Yo me despierto, aseo y visto, los despierto a ellos y van a la cocina en lo que yo abro y ventilo, desayunamos jutnos, en lo que se visten y asean yo recojo cocina y estiro las camas y salimos todos a la vez, sin problemas, 45 minutos después de haber sonado el despertador, siempre a tiempo y sin sobresaltos!

  5. Yo creo que a los niños les viene muy bien la rutina igual que a nosotros. Es verdad que cuando son bebés los imprevistos son diarios pero según van creciendo y preparando solos su ropa y su mochila el día anterior, acordando el desayuno, etc. hace que ellos mismos se vayan mentalizando. Yo les digo a las mías que se pueden levantar media hora antes de salir si por la mañana hacemos las cosas bien. Si no, tendré que levantarlas una hora antes y con tal de dormir esa media hora, ellas mismas se dan prisa para no tener que levantarse antes. Es cuestión de irles inculcando la rutina desde bebés y será un hábito más.. Cuesta pero merece la pena.

  6. Desde que te conocí mi casa dejo de ser un caos. Y por las mañanas hago lo que dices mientras los dos niños desayunan hago camas y la pequeña todavía toma bibe, en 30min los 4 fuera y casa recogida. Gracias Alicia.

  7. Yo con un hijo de 12 años ,que no hay quien lo levante es horrible por las mañanas .Yo doy organizada y preparo muchas cosas por la noche ,pero me gusta ducharme por la mañana .Y mi propósito es levantarme más pronto y por supuesto despertar a mi hijo antesss

  8. Así lo hacia yo cuando trabajaba, eso si, la ducha de la mañana no me la quitaba nadie, sin ella no soy persona; pero lo de dejar preparado hasta el mas mínimo detalle la noche anterior siempre me funcionó. La cama hecha imposible porque salia al alba de casa y aun estaba ocupada. Y la roomba a la vuelta. no tengo niños pero tengo una pareja muy pero que muy desordenada. Siempre he sido muy organizada, a veces me han llegado a llamar maniática, ahora me he dejado un poco y me estreso cada dos por tres, no me cunden los días, así que he empezado a organizarme de nuevo y estoy poniendo en practica algunos de tus consejos, poco a poco, que no me quiero agobiar.
    Gracias por tus post.

  9. La organiación lo es todo. Hace poco que he descubierto tu blog y me encanta, estoy empezando a poner en práctica algunas cosillas. A mi me sobra por la mañana consultar el móvil, definitivamente es lo que hace que me retrase por la mañana, lo confieso.

  10. Pues nosotros si que dejamos todo preparado del día anterior, ropa, desayunos, la ducha por la noche (me relaja y me hace dormir mejor). Por las mañanas, todos colaboramos. Sí que hay imprevistos, es inevitable pero la mayoría de las veces se solucionan en menos tiempo del previsto. Las habitaciones la abrimos cuando nos levantamos y antes de irnos ya está todo recogido. Salvo la habitación de los chicos. El motivo es que la tienen que hacer ellos, y ya es todo un logro que se sienten a desayunar y recojan las cosas del desayuno, pero cuando vuelven de clase ya saben que es lo primero que tienen que hacer. Esto, por supuesto, es posible gracias a que todos colaboramos si no sería poco menos que misión imposible.

  11. Hola, me encanta el artículo. Los consejos sobre la preparación de la ropa me parecen buenos, pero para mí lo fundamental es tener pocas prendas, que todas te gusten mucho y que todas las de arriba (o al menos el 90% combinen con las de abajo). Así no hay ni que pensar.

  12. Que alegría comprobar que la mayoría de las cosas las aplico tanto por la mañana como por la noche, excepto lo de mi ropa, la de los niños siempre porque además muchas mañanas no estoy yo y no voy a dejar a la abuela volviéndose loca buscando que ponerles…y otras cosas que tb ayudan es programar los electrodomésticos por ejemplo la lavadora para que llegues de trabajar y solo pongas la secadora o el lavaplatos para que esté listo cuando venga la señora de la limpieza y nos lo recoja…Y hacer y ventilar las camas es como un ritual,me levanto abro y mientras desayuno se ventila y ya luego solo hacerla, no hay nada peor para mí que una cama deshecha por la tarde …y en los 10 min que me tomo para desayunar aprovecho para mirar el móvil o leer el periódico en la tablet antes de levantar a los niños: es mi momento!

  13. En casa, cuando nos dejamos llevar por la pereza, cansancio, es un horror, arreando , arreando, vamos niñoooosss!! Pero cuando lo preparamos con antelación es una maravilla ver cómo llegan puntuales al colegio. Incluso cuando el fin de semaba nos rlajamos, ya cada uno sabe hasta qué punto puede llegar a esprimir el tiempo. Y eso que somos 8 en casa ya!! Gracias Alicia, me motiva leerte para coger energias.

Deja un comentario