¿Perchero sí o no?

Perchero sí o no
Imagen: elmueble.com

Prácticamente no hay semana que no reciba esta consulta en el mail o por redes sociales. Y es normal, ya te conté en alguna ocasión que una entrada ordenada es una casa ordenada.

Lo ideal, sería tener siempre un armario en la entrada, así como un mueble zapatero. Pero esto no siempre es posible por lo que un perchero es una estupenda solución si se sabe mantener a raya.

Vamos a ver cómo.

Percheros de pared

Me gustan los percheros de pared, es más, me encantan. Además, si no eres muy disciplinado con el tema de colgar el abrigo en el armario, esta es la solución perfecta.

Pero ojo, porque también es habitual ver percheros de pared con tal cantidad de abrigos y bufandas que amenazan con tirar abajo el tabique entero.

Mi recomendación, si no eres muy disciplinado, es que un día a la semana, al menos, revises el perchero. Un buen momento suele ser los domingos por la noche, ya que normalmente estamos preparando la semana.

En ese momento podemos revisar el perchero y guardar el exceso de abrigos y complementos que se hayan ido acumulando.

Incluso si tienes armario en la entrada, tener un perchero de pared no es mala idea. Te recuerdo que somos vagos por naturaleza y muchas veces vivimos demasiado deprisa.

Tener ese ganchito preparado cuando entras por la puerta te ayudará a no dejar la chaqueta encima de la mesa de comedor o tirada en el sillón

Percheros de brazos

¡Horror! Si todavía tienes uno, estás tardando en mandarlo directo al punto limpio.

Los percheros de brazos tienen muchísimos problemas. La ropa se mezcla con los bolsos y las bufandas ya que no hay una separación lo suficientemente grande como para poder separar cada cosa con facilidad.

Además, conforme se van cargando de cosas, como es imposible mantener un equilibrio facilmente, se van debilitando en la base y torciéndose hacia un lado.

Seguro que, si piensas un poco, recuerdas una o dos ocasiones en las que has visto uno de esos percheros caerse por el peso acumulado.

El perchero y los niños

Si quieres que los niños se acostumbren desde pequeños a una mínima disciplina de orden, esta es una de las cosas más sencillas.

Pon un perchero (o un sólo gancho) a su altura en la entrada. Ahora dales un poco la tabarra durante una o dos semanas para que, nada mas cruzar la puerta, cuelguen el abrigo.

Te sorprenderá lo rápido que cogen el hábito.

Conclusión

Con el perchero, lo único que tienes que hacer es ser disciplinado. No acumules tres o cuatro abrigos, que nos conocemos. Tampoco pongas tropecientas bufandas y todos tus gorros (esos que usas tanto pero que al final nunca te pones).

Anticípate a la ropa que pretendes usar durante la semana (hablaremos de esto en otro post) y revisa y cambia el perchero cada domingo.

Si puedes, pon una descalzadora con espacio para unos zapatos debajo. Con esto ya tienes la entrada perfecta con ese pequeño espacio para dejar las cosas será genial, genial.

Y ahora cuéntame tú porque seguro que tienes algún truco genial para la entrada. Yo no me los conozco todos.

4 thoughts on “¿Perchero sí o no?

  1. El perchero de mi entrada es mi batalla perdida yo voy quitando de alli los abrigos que acumulan pero ellos insisten en volver a colgarlos allí, tengo también unas pequeñas baldas en la entrada para que dejen los zapatos del cole y se pongan las zapatillas

  2. En mi entrada no hay sitio ni para perchero ni armario, así que los abrigos al dormirorio. Tengo que practicar que cuelgen los niños los suyos detras de su puerta que tienen percha a su altura. Lo que si me estoy planteando es lo del banco para descalzarse. Pero no encuento el que me guste. Tengo que seguir buscando. Me encanta tu bolg.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.