La Organización y el Orden como terapia para la ansiedad

La Organización y el Orden como terapia para la ansiedad
Imagen: lorilangille.blogspot.com.es

¿Cuántas veces en momentos de agobio, te da un ataque y desmontas medio armario para ordenarlo?

¿Y cuando llevas días en los que no da tiempo ni a poner la lavadora? la bolsa de la playa por el medio, comida a domicilio, las maletas sin deshacer después de un viaje… ¿No parece que la casa te come?

¿A quién no le ha pasado esto?

El orden (y el desorden) tienen un efecto directo y claro sobre tu estado de ánimo. De hecho, es tan evidente que sorprende que no sea algo de dominio público.

Qué ocurre cuando hay desorden

Cuando tu entorno está desordenado, la ropa está sin recoger, los platos acumulados en el fregadero o los juguetes de los niños dominándolo todo, lo primero que notarás es que estás más irritable.

Es el síntoma más claro pero no el único. Al mirar a tu alrededor, la cabeza se hace una lista mental de tareas por hacer, calcula el tiempo necesario, piensa cómo podría organizarlo…

Pero todo esto se junta con hacer la comida, ir al trabajo o hacer la compra. Como resultado, te estresas porque te das con el meñique en un juguete en medio del pasillo, no tienes sitio para cocinar en la encimera y para sentarte en el sofá tienes que apartar la cesta de la ropa que destendiste el lunes.

Esto produce un cabreo de proporciones bíblicas, dolor de cabeza, tensión… Y ahora júntalo con la bronca de tu jefe y el atasco mañanero.

Y encima quieres dedicar el fin de semana a limpiar la casa y ordenarlo todo. ¿En serio? Yo creo que no vale la pena. Me estoy agobiando sólo con escribirlo.

Qué ocurre cuando tienes un método

Cuando tienes un método de organización y sigues unas rutinas de orden y limpieza, el resultado es el contrario. Las cosas parecen colocarse por arte de magia y, cuando hay que recoger o limpiar, se hace en cinco o diez minutos.

Realmente no hay nada mágico. El truco está en generar unas rutinas que convertimos en hábitos. Cuando tenemos un hábito, la cabeza lo automatiza, no necesita pensarlo, sale sólo.

Esto es lo que hace que las cosas se ordenen y se limpien «solas». Realmente, lo haces tú pero no te enteras, no eres consciente.

Con esto consigues que, al entrar en casa, todo parezca en su sitio. Sí, tal vez hay algún juguete aquí y alguna mancha allá pero será tan poco que no te dará ni pereza solucionarlo.

Y entonces puedes tirarte en el sofá, que estará vacío, encender unas velitas y leer tranquilamente los artículos de una servidora.

Después de una hora de relax, te levantas, preparas algo de picar en una encimera perfectamente despejada y apuntas en la lista de la nevera lo que se va terminando. La lista de la compra «se hace sola».

Miras tu planning y, en cinco minutos hasta que empiece la serie, limpias el baño mientras el consorte recoge los espacios de caos que ya tienes identificados (porque siempre hay algo).

¿Sabes lo que estás sintiendo ahora al leer estas descripciones? Descanso. Parece un mundo ideal pero es más fácil de lo que crees. Todo esto reduce tus niveles de estrés y previene la ansiedad o las depresiones.

Sobrecargas la cabeza con montones de cosas rutinarias que, además, aborreces. No dejas tiempo para que tu mente descanse y fantasee.

¿No es mejor dedicar el tiempo a pensar en las vacaciones y en proyectos ilusionantes? ¿Porqué sigues gastándolo en pensar qué vas a comer mañana o si deberías limpiar el baño?

Únete a mí en la cruzada por los fines de semana libres, por las casas sencillas y el fin de la acumulación sin sentido. ¿Te apuntas?

15 thoughts on “La Organización y el Orden como terapia para la ansiedad

  1. Me encantan tus post. Siempre son fuente de inspiración para tener una casa perfecta y las fotos que los acompañan no pueden ser más relajantes.

    • Hola Anna
      Gracias, los preparo con el máximo cariño, y encontrar las fotos que transmitan lo que quiero que sintais me lleva un retazo, pero me encanta. Mi idea es que poca a poco, vivamos en una casa que nos transmita paz y en la que estemos muy cómodos.
      Un abrazo grande grande

  2. Claro que me apunto! Te voy a dedicar mi mes de agosto, voy a tirar mi casa abajo. Y por supuesto me acordaré de ti cada uno de el resto de mis días ordenados. Voy a crearte un club de fans ; )

  3. Genial la sensacion de paz!! No suelo escribir pero me he sentido tan representada que me he dicho desde mi sofa,en mi momento de relax voy a decir que si se puede y que estoy totalmente de acuerdo que es lo mejor para nuestro cuerpo y mente. Yo me lo noto!! Gracias por tus posts!!

  4. hola alicia. escribo poco pero siempre «estudio» tus posts atentamente. el de hoy lo has clavado: me agobia más el desorden que la limpieza y como no sé por dónde empezar pues, no empiezo… me cuesta encontrar el plan que se ajuste a mis necesidades. mil gracias por tu tiempo y dedicación ya que el blog es genial. saludos. gloria.

    • Hola Gloria. El sentimiento de agobio es bastante común porque desde pequeños nos piden que ordenemos pero nadie nos enseña cómo hacerlo por eso tantísima gente comparte el mismo problema. Estoy preparando una pequeña sorpresa para septiembre que espero que os ayude a todos a conseguir organizaros paso a paso. De momento, disfruta del verano, intenta poner en práctica los consejos que voy compartiendo en el blog y coge fuerzas. La solución está cerca.

  5. hola alicia!!! hace unos dias descubri tu blog por casualidad y estoy enganchada a tus posts…..hace 8 meses llego mi pequeño a casa y precisamente no es que nos deje dormir mucho entre eso, los 9 meses previos y que mi marido es capaz de recoger lo que ve la suegra, pero eso de ordenar cajones o armarios no es lo suyo. Tengo ahora mismo una casa llena de agujeros negros y cuando he leido este posts me he sentido totalmente identificada yo no se ni por donde empezar jajajaja espero ir mejorando y todo sera gracias a tus consejos!!!!!! Muchas gracias por tomarte tantas molestias en intentar facilitarnos la vida!!!

  6. Hola!!
    Ya ves que si me apunto!!!
    Me has descrito tal cual….y ayer que me puse manos a la obra con el tendedero, pensé cuando acabe y no estaba cansada….que como podía ser posible seguir teniendo ganas de mirar más opciones para seguir ordenando al día siguiente.
    Muchas gracias por todas tus aportaciones e ideas.
    Un saludo….Tere

  7. Es lo que mas agradecida estoy. Con los menús, el planning mensual de limpieza y la lista de cosas pendientes, tengo la cabeza totalmente despejada. El problema ahora es acostumbrarme a que todo esta bajo control, porque estaba tan acostumbrada a volverme loca pensando, que ahora parece que me falta algo jajajajajaja

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.