#quieromicasaenorden: un armario complicado

Hoy volvemos con #quieromicasaenorden, y te traigo el caso de S, que quiere devolver su armario a la senda del bien.

Es difícil porque nuestro presupuesto es casi nulo y el armario, aunque bonito por fuera, está desnudo por dentro y es muy grande.

Sabes que cuando organizamos, siempre hay cosas que comprar como estanterías, cajas, separadores… pero hoy intentaré mantenerme lo más low cost posible.

El armario

S me ha mandado muchas fotos pero yo sólo te enseñaré un par de ellas para que te hagas una idea.

 

quiero-casa-orden-armario-complicado

 

El interior del armario es totalmente hueco

 

Como ves, tenemos un armario de corte clásico, muy bonito por fuera pero totalmente hueco por dentro. Un consejo que te doy para el futuro es que siempre es mejor gastarse el dinero en vestir el interior del armario con baldas, cajoneras, etc… y poner las puertas en el futuro.

¿Porqué? Sin puertas ni separaciones de obra, podemos hacer prácticamente todo lo que se nos ocurra y se pueden hacer armarios espectaculares totalmente visibles. Echa un vistazo a mi colección de armarios abiertos en Houzz para comprobarlo.

En cambio, si ya tenemos la estructura y las puertas, tal vez no podamos poner baldas grandes o cajoneras porque las puertas no nos dejan maniobrar.

Los problemas de este armario

En estas fotos quizá no se aprecia pero este es un armario con muy poca luz. Ver bien es importantísimo en un ropero para que sea cómodo y podamos localizar la ropa fácilmente.

Además, al hacer la obra, hicieron el hueco más ancho y más alto que las puertas. Esto implica que no podemos, por ejemplo, poner unos cajones.

Así, lo que era una ventaja porque contamos con un poco más de espacio, es ahora mucho más complicado de organizar para sacarle partido. Otro ejemplo de que, normalmente, menos es más.

Algunas soluciones

La solución ideal sería llamar a un carpintero y que hiciese un interior en condiciones pero eso no es precisamente lo que entendemos por low cost.

Así que toca remangarse las manos. Acércate a Leroy Merlin y compra unos tableros de madera y unas escuadras. Te los cortan a medida sin coste adicional. Lo mejor sería pino macizo, es lo más duradero, pero las tienes de aglomerado más baratas. Te recomiendo que sean de una madera clara para que te de más sensación de luminosidad y espacio.

Crea dos lineas de baldas y ocúpalas con cajas blancas sin tapa no muy altas. Pon la ropa organizada y doblada en vertical dentro de las cajas (estoy preparando un post especialmente sobre esta técnica). Así es cómodo sacar la caja, coger lo que buscas y dejarlo en su sitio.

La parte de abajo del armario es bastante incómoda por no quedar a la altura de la puerta, así que puedes aprovecharla para lo que normalmente usaríamos el «altillo». Compra unas Skubbs blancas de Ikea y mete ahí la ropa de invierno y similares.

Como también tienes soluciones de almacenaje vertical (como esta), utilízalas para los zapatos. No pongas ropa porque el peso deforma esas perchas y la ropa se arruga y es incómodo.

Los collares nunca deben estar en una percha dentro del armario. No sólo porque es un sitio propenso a que se enreden, se enganchen y se estropeen sino porque no es cómodo para verlos.

Mi consejo es que los saques pero, si aún quieres tenerlos allí, pon unos colgadores y cuelga fáciles en el interior de las puertas y cuélgalos allí, separados unos de otros.

Para terminar, compra algunas lámparas para armarios en algún bazar, en Ikea o en Amazon. Las tienes de enchufe o a pilas, con sensor de movimiento, por presión de las puertas (al abrirse) o pulsando tú manualmente.

Dependiendo de tu presupuesto podrás tener baldas, cajas o lámparas más bonitas o más de guerrilla, pero la solución funcionará igual. Espero que te de algunas pistas de por donde empezar.

One thought on “#quieromicasaenorden: un armario complicado

  1. ¡Gracias Alicia! La verdad es que siempre pensamos en los cajones, porque si es un armario «tiene que tener una cajonera», y ya he tenido como dos o tres que han ido entrando y saliendo (mejor no te cuento lo que tenía que hacer para elevarlas y que los cajones pudieran salir), por supuesto desaprovechando el espacio porque no eran «adaptadas». Ahora a ver si encuentro las cajas que mejor me vengan para aprovechar el espacio, y me hago con un zapatero de esos colgantes. Lo de los collares también llevas razón; lo más gracioso es que en la puerta tengo puesta una barra finita, de esas para corbatas, que ahora mismo no utilizo para nada. Pero ya he decidido hacerme con otra y poner ahí todos mis «colgajos», así los veo mejor, que siempre me pongo los mismos!!! P.D.: te dejé un direct en IG

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.