#quieromicasaenorden: una estantería familiar

Para este viernes, R me manda la foto de unas estanterías a las que he decidido llamar «estantería familiar». En ellas guarda libros de consulta y archivadores de papeles de su empresa y de su marido, cuentos de las peques que ya no caben en otro sitio y cajas agujero-negro que acaban acumulando un montón de cosas sin sentido.

Para empezar, usaremos los pasos básicos de cualquier organización. Empieza vaciando toda la estantería y colocando todo donde puedas verlo, limpia, tira todo lo que ya no necesites (¡sin piedad!) y clasifícalo por categorías.

Quieromicasaenorden una estanteria familiar

Clasificar el contenido

Divídelo en niñas, marido, empresa y otros. Así, cada uno sabe el espacio que le corresponde. Si has aplicado bien nuestra regla de oro ¡sin piedad!, seguramente se habrá reducido mucho la cantidad de cosas que realmente quieres quedarte y tendrás muchas cajas y archivadores vacíos.

El hueco de las niñas

Las niñas no tienen mucho así que reserva para ellas las baldas más bajas de la estantería estrecha. Las baldas de abajo son ideales para sus cosas porque a ellas no les cuesta agacharse y porque así pueden coger y recoger ellas solas. Deja que participen y decidan cómo quieren colocarlo. Si lo sienten como un espacio propio, será más fácil que lo mantengan .

El trabajo y la empresa

La estantería grande es ideal para la empresa y los libros y papeles de trabajo de tu marido. Divídela en dos, empresa arriba y marido abajo (o al revés).

Los papeles que haya que guardar pero que no uses habitualmente, mételos en cajas ordenadas (por año o tema) y etiquétalas. Ikea tiene montones de cajas ideales para esto, desde las más básicas a 0.79€, a otras más decorativas. Ponlas en las baldas más incómodas de la estantería, papeles de empresa en las más altas y papeles de tu marido en las más bajas.

Los papeles de consulta más habitual ponlos en archivadores y etiquétalos igual que las cajas. Colócalos en las baldas más cómodas. Puedes dividir las baldas de forma que tengas los libros a un lado y los papeles al otro pero asegúrate de que la separación se ve claramente.

Las cajas y cosas que quedan en la categoría «otros», colócalas en el hueco que ha quedado en la parte superior de la estantería estrecha.

Algunos trucos cuando trabajas con estanterías

Los cuentos, libros y archivadores, colócalos siempre en vertical. En horizontal será difícil coger los que están en la parte de abajo o se caerán cuando lo intentes. Incluso pueden caerse por su propio peso ya que tienen tamaños distintos (los archivadores peor al ser triangulares).

Usa sujeta-libros y no tengas papeles sueltos, todos deben estar en carpetas o archivadores.

Ajusta bien la altura de cada balda. Muchas veces desaprovechamos espacio por no mover las baldas unos centímetros arriba o abajo. Si las baldas ajustan bien, ayudan a mantener el orden y evitan que acumules unas cosas encima de otras.

Siempre que compres cajas, archivadores o etiquetas, cómpralas todas iguales o de la misma marca. No sólo es más decorativo sino que ayuda a encontrar las cosas rápidamente y a que se pueda leer con claridad lo que contienen. También son más fáciles de apilar y colocar ya que tienen las mismas dimensiones o están pensadas para que trabajen juntas.

De esta manera, quedaría todo más controlado y, al estar etiquetado y dividido en zonas, seria mucho más sencillo localizar cada cosa. Espero que te haya servido y que me cuentes en los comentarios cómo ha quedado.

2 thoughts on “#quieromicasaenorden: una estantería familiar

  1. ¡Quué consejos tan útiles! Lo de los sujetalibros, aunque parece una obviedad, es una idea genial para dar a la estantería un aspecto más ordenado. Me encanta el post!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.