#quieromicasaenorden: el armario de debajo del fregadero

Esta es mi primera entrada de #quieromicasaenorden. Para los despistados, os contaré que el viernes pasado presenté esta idea que trata sobre casos reales de lectores que me mandan una foto de su «rincón de los desastres» para ver si puedo poner un poco de orden y ayudarlos a tener una vida más Zen.

Quiero dar las gracias a X, que me ha enviado esta foto del armario que está debajo de su fregadero, un oscuro punto de nuestras casas desde hace generaciones. Según me comenta en su mail, es su espacio de caos por excelencia, donde almacena desde la comida de los gatos a las pastillas del lavavajillas, velas, repuestos de bayetas, esponjas… vamos, un montón de cosas. Aquí, la foto del delito. Sé que muchos os sentiréis identificados.

IMG-20160426-WA0014

Vamos a seguir los pasos básicos de toda reorganización. Voy a escribir un post más extenso sobre esto, porque es importante, ya que este ABC del orden lo vais a ver constantemente pero os adelanto que es muy parecido al que expliqué en Cambio de armario a la vista, por dónde empiezo.

Primero, vaciar y limpiar

Vaciamos el armario, lo limpiamos y medimos bien los huecos que tiene. Al enemigo hay que conocerlo en profundidad.

Segundo, optimizar

Lo que primero salta a la vista es la necesidad de una segunda balda. Podemos hacerla nosotros mismos, comprando una madera a la medida y apoyándola en unos sujeta-baldas. Otra opción es comprar este artilugio de Ikea llamado Estante adicional. Los chinos, que son muy avispados y saben lo que funciona, también suelen tenerlos. De esta manera, obtenemos mucho más espacio para almacenar en altura.

Tercero, clasificar

Tiramos lo que no nos haga falta (¡sin piedad!), lo que haya caducado o lo que no sepamos directamente para qué sirve (que a todos nos ha pasado) y separamos lo que nos vamos a quedar por categorías. En este caso, yo lo haría por cosas de los gatos, velas, y respuestas de limpieza.

Cuarto, colocar

Compraría unas cajas monas (porque me pierden estas cosas pero también valen las de zapatos) para meter dentro los repuestos de limpieza y las velas. No hace falta que absolutamente todos los productos de limpieza entren en una sola caja. Parece obvio pero pasa mucho que la gente se obsesiona con que le entre todo en una caja y, al final, es peor porque pesa mucho o no se ve con claridad. No pasa nada por tener dos o tres cajas de productos de limpieza. Incluso las podemos separar por baño, cocina, muebles…

Una vez estén las cajas listas, las colocaría de forma que entren cómodamente y que no arrastren nada cuando salgan o entren del armario. Esto es clave y es lo que mantendrá el armario ordenado por más tiempo. Al tener las cajas, las cosas salen en bloque y son fáciles de coger y volver a colocar. ¿Os suena tirar medio armario para coger el limpiacristales o acabar echándolo dentro de cualquier manera porque ya no sabes dónde meterlo? Todo eso se acabó.

El truco aquí es que todos estos productos tienen diferentes formas y tamaños y por eso es tan difícil colocarlos bien. Además, como muchos son altos y de base estrecha, es muy fácil tirarlos. Usando las cajas, eliminamos todos estos problemas.

Quinto, etiquetar

Siempre que usamos cajas necesitamos etiquetarlas para que se vea con claridad qué es lo que contienen y así no tener que estar abriendo o revolviendo en ellas (y desordenándolas).

Extra, la comida de los gatos

La comida de los gatos la dejaría sin meter en caja porque ocupa mucho a lo alto y aguanta bien de pie. Hay que medir bien el estante para asegurarnos cuando lo coloquemos que tenemos la altura necesaria o, si usamos el estante adicional de Ikea, igual hasta nos queda un lateral libre (a un lado del estante) en el que podamos meter las cosas que necesiten una altura especial.

Listo

Creo que con estos sencillos tips resuelves el tema de este armario y te quedará perfecto. Muchísimas gracias por mandarme la foto y el mail tan cariñoso contándome ese problemita que seguro que queda resuelto. Puedes subirnos la foto del después si te animas para ver cómo ha quedado.

Si tú también quieres que te ayude con ese espacio de caos que te trae por el camino de la amargura, puedes etiquetar en instagram una foto con el hashtag #quieromicasaenorden, o mandarme un mail con la foto a ordenylimpiezaencasa@gmail.com o a través de facebook o twitter (@ordenencasa), usando el mismo hashtag y mencionándome que soy muy despistada e igual se me pasa. Los viernes iré enseñando cómo solucionaría yo todos estos casos y contestando las dudas a través de los comentarios.

Anímate, me encantará ayudarte a tener una casa más Zen y a que vivas más tranquila.

4 thoughts on “#quieromicasaenorden: el armario de debajo del fregadero

  1. descubri tu blog porque me interesa mucho formarme como profesional en esta area, soy de venezuela y no se como empezar. Tu blog me encanta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.