Ordenar material escolar de los peques

Ordenar material escolar de los peques
Imagen: lacasitadeingles.com

Acaba el curso y, como cada año, te vas a enfrentar a la llegada de innumerable material que tus hijos han ido preparando a lo largo de todo el curso.

Es una práctica habitual la de entregar a los padres una carpeta con las fichas, dibujos u otros materiales realizados durante el curso.

Está muy bien y es una buena forma de que conozcamos sus progresos pero, ¿cómo gestionamos todo eso? Son muchos años de estudios y no siempre tenemos espacio para guardar todo esto. ¿Qué guardamos? ¿Cómo lo gestionamos con ellos?

De todo esto va el post de hoy.

Sin piedad con los años anteriores

Es normal que los niños tengan un cariño especial a las cosas que han hecho durante el curso. Es su esfuerzo y sus logros y les gustará enseñártelos con orgullo.

No obstante, es posible que notes que van perdiendo interés por lo de otros años. Es normal ya que ellos no suelen tener tanto apego por lo anterior. Les gusta ver lo bien que lo hacen hoy y no lo «mal» que lo hacían ayer. Esto te da una oportunidad.

Mi consejo es que revises con ellos los años anteriores y que te quedes solo con cuatro o cinco piezas que te den una buena idea de cómo fue ese año y lo que hicieron. Lo demás sobra. Normalmente, no será más que repeticiones de lo mismo con pequeñas variantes.

Si eres de los que te cuesta desprenderte de estas cosas, digitaliza. Es un rollo pero funciona realmente bien.

Cómo gestionar el material del curso actual

Con el año que acaba de terminar, puedes ser más permisivo. Es lo que acaban de traer y lo normal es que lo traigan con mucha ilusión.

Manejar la ilusión es importante y no sólo cuando tratamos con niños. Muchos de los problemas que tenemos de adultos ocurren por no saber dominar ese control de las ilusiones y las espectativas pero no me lío que eso es otro post.

Tienes que demostrarles que te importa lo que hacen y que lo valoras. Por otro lado, también tienes que hacerles entender los problemas de la acumulación y que lo más importante del curso no está en los objetos que traen sino en las enseñanzas y las experiencias que han vivido.

Para reducir ese material que entra en tu casa, puedes proponerles compartirlo con abuelos y otros familiares que quieran tenerlo. Ojo, pero sin meterlos en un compromiso que nos conocemos. Habla primero con ellos, sin los niños delante y con confianza.

Utiliza las carpetas acordeón

Reconozco que soy una fan de las carpetas acordeón. Me parecen súper prácticas para almacenar y clasificar todo tipo de papeles. Además, son fáciles de transportar y almacenar.

En el caso del material escolar, puedes utilizarlas para dividir entre las distintas materias o propósitos de los trabajos de tus hijos. Podrías utilizar una carpeta por año o, si has conseguido reducir al mínimo los años anteriores, podrías utilizar una carpeta para lo anterior con una separación por año y otra carpeta para el curso actual.

Conclusión

La gestión de este tipo de material puede ser más o menos práctica. Es verdad, y muchos me diréis, que no ocupa tanto cuando tienes una casa de tamaño medio y es bastante cierto. No obstante, esto no va solo de eso.

Con este ejercicio les enseñamos a ellos (y a nosotros mismos) a no apegarnos a las cosas materiales. Les enseñamos que lo bonito está en la experiencia, en la enseñanza y en el recuerdo pero no en el objeto en sí.

¿Conoces los mandalas que los tibetanos construyen con arena durante semanas? Son dibujos espectaculares, preciosos, llenos de detalles y simplemente realizados con arena de colores. Inmediatamente después de poner el último puñado de arena, lo destruyen.

Este ejercicio sirve para eso, para no apegarse. Nos enseña que lo bonito no está en llegar al destino sino en el camino que nos lleva hasta allí. En el futuro, eso les hará adultos más felices y les ayudará a dominar la frustración que es uno de los mayores males de nuestra educación competitiva.

Si ya haces algo de esto (o si no lo haces), me gustaría conocer tu experiencia. Cuéntamelo en los comentarios.

8 thoughts on “Ordenar material escolar de los peques

  1. Bueno bueno Alicia. Buenos fias,lo primero. Lo segundo…hoy recogida de notas. Hijo de 6 años (deja 5 años de infantil)hija de 4 años y hijo de 2 (que en septiembre pasa al cole…). Acabas de alegrarme la mañana…mi hijo Izan se pasa las tardes dinujando aninatronicos…tiene los cajones llenos. Cuando ya los ha destrozado después de dinujarlos,recortarlos,pegarlos y hacer teatro con ellos…le estoy enseñando (me cuesta) a que vaya tirando los viejos. Qué luego quiere más? Qué vuelva a hacerlos…el caso es que el orden en el brilla por su ausencia y ahí estoy intentando que aprenda.
    Me has dado una buena idea con las carpetas acordeón. Yo las uso para mis documentos…pero quizás dos o tres para cada hijo me vendría bien. Una para sus obras caseras,una cursos anteriores (van a la guarde desde los cinco meses) y una curso actual. Porque es cierto que vamos tirando a lo largo del curso….pero están en cajones. Así estará mejor.
    Mil gracias Alicia. Bicos

  2. Estefania bolivar

    Buenas Alicia, este post esta muy bien, pero no se porqué me imaginaba que nos ibas a dar consejos sobre cómo ordenar los materiales de manualidades de los niños que tenemos en casa…quizá porque es el post que me haría falta a mi!! jajaja. Me ha encantado tu reflexión, yo quizá me deshago de mas cosas de las que debiera….bueno ahi te dejo la idea de un post sobre como ordenar los mil millones de rotuladores, pegamentos, pinturas,pinceles, ceras, cartulinas, goma eva y un largo etc….gracias guapa

  3. Yo también tengo un hijo que ha ido desde los 10 meses a la escoleta y en septiembre empieza primaria. Tengo guardadas TOOOODAS sus obras de arte en una Skubb de esas de guardar las mantas. Además, las más especiales están expuestas por toda la casa: nevera, vitrinas, estantes del comedor…Pero este año voy a hacer algo innovador, una madre del cole lo hace siempre con sus hijos y me voy a copiar: el último día de clase, toca recogerlo todo y dejarlo vacío para dejar espacio a sus obras de arte del próximo curso. Y toca hacerlo con ellos, para que se den cuenta del volumen de sus producciones. También haré un sinpiedad de todos los cursos excepto el último para que la caja rebaje su ocupación y pueda llenarse de nuevo.
    Gracias por el post Alicia! Muy interesante y «desapegado», como siempre!

  4. Buenos días!! Me ha encantado.
    Estoy muy de acuerdo con el aprender a desapegarse.
    Yo solo guardo para la «eternidad» los cuadernos de letras y números y el cuaderno vital (expresan sus sentimientos con dibujos) que me parecen hermosisimos. Los tenemos a mano por un tiempo y luego yo los guardo en una caja de recuerdos que tengo para cada una, en el trastero con sus cositas desde que nacieron.
    Nosotros tenemos una carpeta con folders para guardar lo que más nos gusta del curso actual. El resto a reciclar.
    También uso la puerta de mi armario como galería de arte (los retratos que me hacen por el día de la madre) que son inspiradores para mi día a día.

  5. Yo utilizo sus dibujos (o trabajos del cole en hojas grandes) para cambiar el papel de la jaula del pajarito. Normalmente cambiamos cada 4 días, decoran la jaula , están expuestos unos días y luego se tira. Así por un lado no acumulamos y mi hija siente que su dibujo es importante porque va a estar decorando la jaulita.

  6. Hola! Yo creo que voy a utilizar un archivador para poder ver los dibujos como si fuera un libro… actualmente tengo un caos!! Y necesito poner orden. En cuanto a la tradición e los monjes tibetanos tenemos un ejemplo mucho más cercano: Las fallas !! Se trabaja todo el año, se disfruta y se quema!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.