Cambio de armario consciente

El cambio de armario consciente
Imagen: mercadolibre.com.ar

Del cambio de armario ya hay mucho escrito, la verdad. De hecho, siempre dudo bastante sobre si seguir porque me da la sensación de que todo es lo mismo. Y aún así, sigue siendo uno de los temas estrella de la organización.

Por eso, este año te propongo un cambio de armario diferente. Hoy te voy a hablar del cambio de armario consciente. Si te has incorporado hace poco, te dejo estos otros dos posts que tengo sobre el tema. Cambio de armario a la vista, por dónde empiezo y Los 5 pasos básicos para este cambio de armario.

Qué es el cambio de armario consciente

Supongo que ya habrás adivinado que, de algún modo, el cambio de armario consciente es poner toda nuestra atención en lo que estamos haciendo y en todo lo que significa. Esto tiene muchas implicaciones que iremos descubriendo más tarde.

Como esto va a llevar un poco más de tiempo que un cambio al uso, te aconsejo que lo hagas por secciones. Por ejemplo, un día los jerseys y las camisetas, otro día complementos, otro vestidos y camisas… En fin, como quieras organizarte pero igual intentarlo todo del tirón es mucho dependiendo de lo que tengas. Ya sabes, nada de maratones o de acabar con pilas de ropa en el suelo.

Papel y boli en mano, quiero que vayas apuntando todas las prendas que tienes. Anota cuantos pantalones tienes, cuantas camisetas, cuantas blusas y chaquetas, vestidos, trajes… Anota todo.

Ya está todo apuntado. Y ahora, ¿qué?

Imaginemos que tienes en el armario 15 pantalones. La pregunta es ¿cçomo estaba esa sección? ¿Se desordenaba mucho? ¿Te resultaba cómoda? ¿Cerraba bien el cajón? ¿Siempre te ponías los primeros?

Si se desordenaba mucho, retira, como mínimo 5 pantalones. Al aligerar ese cajón, podrás empezar a controlar a tus pantalones en lugar de ellos a ti. Si se desordenaba pero no era para tanto, retira solo 3.

Seguimos. Si te resulta cómodo y no se desordena, quiere decir que has dado con tu cifra de pantalones sostenible. Aquella que encaja con el espacio que tienes y que puedes gestionar cómodamente. Asi que recuerdala ni uno más.

Más cosas que pueden pasar. Si el cajón no cierra, es posible que 15 sea tu cifra pero, a lo mejor, tienes que cambiarlo de ubicación.

Finalmente, si siempre te pones lo mismo, es que algo no funciona. Puede ser un tema de comodidad o de que realmente solo te gustan unos pocos. Si esto es así, deberías preguntarte una vez más ¿no merecerá la pena deshacerte de lo que ya no te pones?

Y así con todo

Ya ves que es bastante sencillo. Al menos eso parece escribiéndolo. No obstante, una vez te pones con ello, es bastante más trabajoso que el sistema habitual y puede cansar mucho mentalmente. Tómatelo con calma y hazlo si tienes ganas y te apetece. Si no, ya sabes que no funciona.

Esta es la forma en la que vas a descubrir de verdad no solo qué prendas usas sino cual es la cantidad de prendas adecuadas para el espacio con el que cuentas.

Recuerda realizar este proceso despacio, por tipo de prenda, sin atracones. Es importante para que esta vez funcione para siempre.

¿Te apuntas?

8 thoughts on “Cambio de armario consciente

  1. Hola! Que casualidad que esta tarde he pensado en cómo hacerlo para no agobiarme… En mi casa, es cuando aprovecho para cambiar cama, armarios y estantes de sitio. Un saludo.

  2. ,Gracias, Alicia, yo soy muy friolera así que hasta el 40 de mayo no me quito el sayo….

    Yo aprovecho en el cambio de armario para hacer limpia de ropa y llevar a la parroquia lo que no me he puesto en todo el año o.no me satisface 100% y asímismo con la ropa q saco.pues de un año para otro hay cosas q no te quedan bien .

    Gracias de nuevo. Saludos

  3. Holaaa!
    Qué casualidad! Comencé la semana pasada a cambiar la ropa con esa mentalidad, poco a poco, por partes y sin agobios para que no parezca que hago una mudanza ja ja con todo tirado!…. Lo que sucede es que empecé retirando lo más invernal, lanas gruesas , cuellos cisne … Lo que pasa es que tengo guardado todo esto ya y ,aunque tu sugerencia me gusta, me muero de pereza pensando en retroceder ja ja…Bueno Lo puedo aplicar con el resto del armario/s y mejor me pongo a trabajar porque ahora una zona de mi cabeza me está animando a deshacer lo hecho y me conozco 😂😂…Muchas gracias por tus consejos! Y Feliz día!!!
    Un beso

  4. Yo empecé ayer. Como aquí en el norte todavía no se puede retirar todo lo de invierno ayer empecé por los jerseys más gorditos y las botas. Poco a poco.

  5. Buenos días

    me dejas con la boca abierta…. me encanta este post por que como dices, no es mas de lo mismo… Yo en su momento hice un sinpiedad extremo y luego a menudo, casi a diario, sale algo para sinpiedad… Por tanto y al ver la oportunidad de aprovechar el almacenamiento que tenia y crear secciones donde hay ropa tanto de invierno como de verano…. Aunque vivo en Ciudad Real que tiene unos cambios de temperatura impresionantes, luego al estar en una oficina, llegas hasta a tener calor en invierno y frio en verano, por tanto quitando pocas prendas, la mayoria de la ropa la uso todo el año. Así que el cambio de armario en el sentido tradicional me lo quito. Pero me encanta esta idea que lanzas del cambio de armario con sentido o consciente y desde luego voy a dar un gran repaso…. muchas muchas gracias por las nuevas ideas…..

  6. A mí me va venir de perlas. Precisamente me están terminando de rehacer dos armarios empotrados y, cuando los terminen, me tocará ponerme manos a la masa con su organización. Así que el cambio de armarios va ser por dentro y por fuera. Aprovecharé para retirar y reciclar muchas cosas. Gracias Alicia por tus consejos. Un abrazo

  7. Siempre y siempre, saco algún tip, consejo, idea que me hace verlo con más ganas y menos complicación, y al final, se trata de eso, de menos es más, de poco a poco, de prueba-error, y a continuar avanzando.
    Lo de hacerlo, al menos las primeras veces, por secciones (pantalones, jerseis, vestidos), y de forma consciente, hace que la tarea sea menos costosa y más amena.
    Gracias por tus consejos.
    Un abrazo.

  8. Bufff, lo del cambio de armario lo suelo llevar mal, porque ahora tengo varios armarios…no sólo el mío, sino los de mis hijos y si me apuras el de mi marido, que pasa olímpicamente del tema y nunca encuentra nada en su armario o lo q se quiere poner está hecho un gurruño arrugado.
    A ver si saco fuerzas para ponerme a ello…

    Una propuesta para una entrada del blog: cómo ordenar pañuelos, fulares, pasminas…soy adicta a esta prenda, me encanta y la uso a diario, tengo un montón, de diversos colores, estampados, texturas…y no sé como mantenerlos ordenados y poder verlos de un golpe de vista para usarlos más y no rotar siempre con 3 ó 4.

    ¡¡Mil gracias por tus ideas!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.