El Calendario de adviento del desorden y la felicidad

El Calendario de adviento del desorden y la felicidad
Imagen: guiaparadecorar.com

Lo sé, estás alucinando con el titulo. Bien, eso es lo que pretendía.

Últimamente, el orden está por todos lados, el orden y la organización están de moda y confieso que hasta a mí me agobia un poco tanta perfección, y te puedo asegurar que me encanta mi trabajo. Pero, como hemos dicho muchas veces, esto no va de perfección.

Ya sabes que yo no busco casas perfectas, lo que yo quiero son hogares felices y eso no se consigue con la perfección sino con el equilibrio. Asi que, medio en serio, medio en broma, salió este post.

La idea

Este año no te propongo un calendario de adviento como el del año pasado que, por cierto, si te apetece echarle un vistazo, aquí están todas las pautas para tener una navidad tranquila y feliz. Sus principios siguen siendo válidos y tampoco es cuestión de repetirse.

En cambio, este año quiero cambiar la dinámica con un objetivo concreto. Quiero que te llegue muy dentro lo que quiero decir cuando hablo de equilibrio y es que este es un punto fundamental del método, el no agobiarte, el sentirte cómodo y el no sentir que has perdido calidad de vida o que has dejado de hacer cosas que te gustaban.

Todo esto lo hacemos para ser más felices, hacer más cosas que nos gustan y tener tiempo para disfrutar. Si todo esto de la organización no te ayuda a ser más feliz, desde luego creo que deberías dejarlo. Pero claro, dale un tiempo que, como todo, esto no se consigue de un día para otro.

También quiero que, tras unos meses con una planificación, una casa organizada y unas rutinas, pruebes a volver a descontrolar algunas áreas de tu casa de vez en cuando. Verás que no pasa nada.

El calendario de adviento de 2017

Advertencia. Lo que te propongo a continuación es un experimento para ver hasta dónde has llegado en el control de tu hogar en los últimos meses. Si no te encuentras preparado, si todavía estás empezando o si no has terminado el método, igual no es el mejor momento para hacerlo.

Si te encuentras fuerte y con ganas, esto puede enseñarte mucho acerca de todo lo que has avanzado y en qué puntos todavía puedes mejorar.

No discutas con nadie, pasa de la plancha ese dia que no te apetezca, deja los platos algún día sin lavar, despreocúpate de la ropa si se queda en el salón. En definitiva, puedes saltarte algunas de las tareas diarias y descubrirás que no pasa nada y ahora verás el porqué.

Aprovecha y sal por ahí, disfruta la navidad, sal con los amigos, lleva a los niños a ver las luces, toma mucho chocolate con churros,… tómatelo como unos días de vacaciones de la rutina y el orden, perfecto. Vive.

No te olvides, eso sí, de ir cerrando los regalos de navidad y lo que necesites si va a venir gente a casa. Estoy de acuerdo en que esto es un poco contradictorio pero tampoco quiero que luego te de un ataque de ansiedad cuando se acerquen las fechas clave.

Si tu casa está bien organizada, sabrás de memoria dónde va cada cosa y podrás ponerte manos a la obra sin bloqueos y sin necesidad de pensar. Si te cuesta en algunos tramos, ya sabrás por donde van los tiros y lo que hace falta mejorar.

Y aquí te dejo algunas de las maldades que puedes hacer estas fiestas:

  1. Sáltate los menús y dale al fast food. Empezamos fuerte, pero un día es un día. Sáltate el menú y llévate a los niños a un burger, sin avisar. La cara que pondrán tus hijos será digna de foto y eso siempre vale la pena.
  2. El 2 de diciembre es sábado, déjate ir. Disfruta del placer de no hacer nada.
  3. Domingo. Los domingos son el día perfecto para planificar la ropa de toda la semana, pero esta semana no la vamos a planificar. Vamos a probar el don de la improvisación y a saber si es verdad que tienes tan ligero el armario. Deberías poder vestirte muy rápido pese a todo.
  4. Cuando vuelvas a casa del trabajo, llena la bañera y sumérgete en ella sin prisa. Y si la cocina se queda un poco manga por hombro no pasa nada.
  5. No sé si los martes son tu día de plancha, pero si lo son, olvídate de ella. Tu plan para esta noche es peli, acurrucamiento y mantita en el sofá. Confiesa, ¿cuánto tiempo hace que nos ves una peli en el sofá sin interrupciones? ¿Disfrutándola?
  6. Estamos a mitad de semana. El lunes sin recoger la cocina, el martes sin plancha… hoy toca portarse bien y disfrutar del placer de meterte a la cama a las 21hr. ¿Cuándo fue la última vez?
  7. Hoy es el dia sin discusiones. Que cada uno haga lo que quiera, hoy no vas a discutir. Simplemente, déjate fluir.
  8. Viernes, por fin viernes. Regálate un finde con amigos en alguna casa de pueblo. Mucha gente tiene la casa del pueblo, esa donde acumula todo lo que le da pena tirar. Este puede ser un buen momento para sacarle algo de provecho.  No sé si sales a menudo al campo pero, si no es así, te aseguro que vale la pena. Date largos paseos sin mirar el reloj, relájate observando el paisaje sin ningún objetivo concreto y, en definitiva, para.
  9. Deberías seguir en el pueblo :-).
  10. Y hoy también. Eso sí, cuando llegues a casa, permitete no deshacer la maleta inmediatamente.
  11. Arranca una nueva semana y, tras ya diez días un poco mas caóticos, veras que tu casa no se ha desmandado mucho. Y, si se ha desmandado, en media hora volverás a tener todo bajo control, una hora en el peor de los casos. Si no has tenido que hacer esto antes, te sorprenderá.
  12. Déjate ir. ¿Qué hoy era el día del cambio de toallas? No pasa nada. Ya lo harás mañana.
  13. Acuérdate de preparar los regalos.
  14. ….
  15. ……
  16. ……..
  17. ……….
  18. …………
  19. ………….
  20. ……………..
  21. ………………
  22. ………………..
  23. ………………….
  24. DISFRUTA

Disfruta

Es lo único que te puedo decir. No te obsesiones con nada, lo estás haciendo muy bien, en serio. Es genial vivir con rutina y con orden, pero si te lo saltas no pasará nada. De hecho, cuando lo domines del todo, te lo saltarás muchas veces. Yo lo hago.

El unico objetivo de todo esto es que vivas más tranquilo y más feliz, no que las camisetas estén perfectas en vertical. Sabes que has tenido éxito en la organización de tu hogar no por recibir un cumplido de tu suegra sino porque has descubierto que, pase lo que pase, puedes retomar las riendas en una o dos horas. Ese descubrimiento te hará libre porque nunca más volverás a ser esclavo del desorden o la acumulación.

Espero que esta entrada te la tomes con humor, que hayas entendido el fondo de lo que intento transmitir y que confieses en los comentarios. Cuéntame qué tal llevas eso de saltarte las normas. ¿Te ha gustado la idea? ¿Crees que tu casa resistirá la prueba?

15 thoughts on “El Calendario de adviento del desorden y la felicidad

  1. Me encantó! es así, tal cual! Me pasa algunos días que miro y se ha desordenado toda la casa, jaaa, pero digo eso mismo: no hay problema, porque ahora, en un ratito, queda todo ordenado otra vez. Gracias, Alicia. Somos en casa de disfrutar cada día. Un beso desde Uruguay.

  2. Yo lo de no fregar ( o fregar más tarde) o doblar la ropa un día más tarde ya lo he vivido y como dices tampoco hay que obsesionarse con el control del orden. Si la base es sólida todo vuelve a su sitio en seguida.

  3. Buenos días Alicia… que me alegra tu comentario y no sabes cuanto… En el papel cabe todo y queda precioso pero en la vida real hay días que no te apetece moverte de la butaca por que igual has tenido un día mas pesado o no tienes animo y se quedan cosas sin hacer y francamente no pasa absolutamente nada, al día siguiente o un rato después en cuestión de un pequeño lapso de tiempo, todo vuelve a su cauce…. Confieso que hay veces que vivo y me olvido que tengo planes que cumplir….. Muchas gracias.

  4. Que razón llevas Alicia, me ha hecho gracia cuando dices los martes es tu día de plancha?, porque justo es ese día, jeje. he aprendido tanto este año yendo de la mano contigo que estoy muy contenta del resultado, muchas gracias por todo.un abrazo,

  5. Me parece un post muy necesario para algunas personas; llega un momento en que se obsesionan por el orden, y como tú dices no se trata ni de vivir en el caos, ni de tener todos los días todo perfecto. Como se suele decir, «lo perfecto es enemigo de lo bueno».

  6. yo aún no estoy preparada..básicamente porque aún voy paso a paso con el método debido a que siempre surge algo que me impide hacerlo: ya sea un café con una amiga o como ayer tres horas para mi en una ciudad mucho más grande que la mía… así que como soy disfrutona sé que no necesito el consejo ..ya lo sigo 😉
    pero no quiero desprenderme de las pequeñas pautas y rutinas..mi casa se mueve y esa sensación no la cambio por nada 😉

    besos

  7. Perfect!! La verdad es que la Navidad es de la familia y los niños. El frio anima a estar en casa y mis hijos son muy felices en esta casa, con sus desordenes de ideas y jugando a mil juegos. Y eso implica un poco mas de caos. Mi hijo lleva dos semanas dibujando belenes sin parar, como en bucle. Espero sentar las bases para empezar el año a tope.

  8. jajajajaj como me rei con este post, pense que le pasa a Alicia?pero es cierto si el mètodo està dominado ya serà como siempre dice tu cuestión de hacerlo sin pensar, todo volverá a su sitio automáticamente!!yo aun peleo con el metodo..:(

  9. Entendido a la perfeccion!!! Me parece maravilloso y lo voy a llevar a raja tabla!!😊😊 ya en serio.. algun dia me lo he saltado y no pasa nada en un plis todo ordenado de nuevo…estoy contentisima aunque todo se puede mejorar!!!! Las navidades son mi epoca favorita…y voy disfrutarla de esta manera…sin agobios!!!! El dia 1 empezamos este calendario tan original de adviento!!!

    .
    .

  10. Me ha encantado tu post, sinceramente gracias.
    Yo no estoy preparada, todavía se me acumulan las cosas y no soy capaz de tener rutinas, me cuesta y mucho ….. pero seguiré intentándolo se que al final lo consigueré

  11. Esto está bien para las q dominan el orden y la organización pero para las q ya hacemos lo q comentas por sistema, es decir no pasa nada, ya lo harás…. el problema surge es cuando todos los días te repites lo mismo y el desorden y la suciedad va creciendo y luego te encuentras tan desbordada q te sigues repitiendo, ya lo harás, no pasa nada, pero sí q pasa…. Un abrazo.

  12. Tengo un peque de dos años y medio. El nivel de imprevisibilidad de nuestro día a día es lo suficientemente alto como para no necesitar añadir estos toques de desorden intencionadamente.
    Tenemos unas rutinas pero no son rígidas, y estamos adaptándonos de forma constante.

    Como experimento está bien, eso sí.
    Aunque reconozco que a mí no me pillarías en la sugerencia del primer día, vamos, con lo que me gusta a mí comer BIEN lo del fast food como que no 😉

  13. Dí que sí Alicia..las fiestas son para disfrutar. Ya con el nuevo año volveremos a ser más organizadas y metódicas …qué por cierto, con tu agenda que ya me ha llegado y que me encanta me va a resultar más sencillo…deseando estrenarla. Cariños 😙

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.