Como usar los colores a la hora de organizar

Como usar los colores a la hora organizar
Imagen: emedemujer.com

El color es una herramienta fundamental en el mundo de la organización aunque es algo de lo que todavía no te he hablado en profundidad en el blog.

Ya sabes que yo intento que vuelvas a recuperar tu casa, que la disfrutes y que la sientas como tu espacio de relax y seguridad. Eso es imposible cuando tienes un carnaval de colores y formas.

Los colores y las formas transmiten sensaciones y crean ambientes. El mismo espacio, con colores distintos, cambia radicalmente, aún teniendo las mismas cosas en los mismos sitios.

Voy a dar un repaso general sobre este concepto y, posiblemente, lo vaya ampliando con más detalle en el futuro.

Mantén la unidad cromática

Si decides que tus cajas sean blancas de tela y cuadradas, todas deben seguir ese patrón. Es más, a ser posible todas deberían ser de la misma marca y familia ya que se han diseñado para que encajen bien entre sí.

Esto entra dentro de lo que te hablaba el otro día del ruido visual.

Recuerda, trata de mantener tus habitaciones dentro del rango de tres colores y rígelo por la regla 60/30/10. Un color ocupa el 60%, otro el 30% y el otro el 10%. Esto también tiene en cuenta los organizadores, cajas, etc…

La luz y la limpieza

Yo soy muy fan de la luminosidad por lo que suelo recomendar que las estancias siempre vayan pintadas de colores claros. Eso amplifica la luz que entra por las ventanas y da una mayor sensación de limpieza.

La excepción a esto es cuando podemos tener un exceso de luz o nos movemos en estancias muy grandes.

No obstante, por norma general, los colores claros aportan luminosidad y transmiten la sensación de orden y limpieza. Quédate con ese concepto.

Los colores y el estrés

Ya dijimos antes que hay que controlar el número de colores que utilizamos para decorar los espacios. Como máximo tres colores en proporciones 60/30/10 pero todavía hay más.

Los colores transmiten sensaciones. Veamos algunos ejemplos:

  • Blanco: calma, limpieza, luz, equilibrio.
  • Amarillo: Energía, alegría, positivismo.
  • Naranja: Creatividad, estímulo mental, vigor.
  • Rosa: Calidez, calma, pasividad.
  • Rojo: Fuego, fiesta, ceremonia.
  • Verde: Estabilidad, crecimiento, frescura, lo rústico.
  • Azul: Seguridad, potencia, profundidad.
  • Negro: Elegancia, formalidad, misterio.

Estas son algunas guías generales. Como ves, si queremos conseguir una casa que transmita paz y tranquilidad, la apuesta segura es el blanco como tono base. A mí después, aunque no aparece en esta lista, me gusta seguir con tonos de madera clara, de inspiración muy nórdica. Me parece que le dan ese tono un poquito natural que aportan color sin ser estridentes.

La madera es un tono neutro que funciona realmente bien para conseguir las sensaciones que buscamos.

Como ves, en cuanto nos pasamos a colores cálidos como el amarillo, el naranja o el rojo estamos estimulando la vista y el cerebro por lo que vamos a conseguir justo lo contrario a la calma. Ya dependerá un poco de lo que busques pero yo en casa lo que busco es relax, bastante tengo ya fuera.

Los colores fuertes están más recomendados para entornos comerciales o locales de restauración.

Es normal, por otro lado, que la gente más joven busque también estos colores más potentes, ya que ellos suelen buscar más acción en su día a día. Por eso es habitual encontrarlos en habitaciones de estudiantes o en pisos de gente joven.

La combinación perfecta

Ya sabes que esto de los colores es algo muy personal. No obstante, me gustaría darte mi combinación ganadora para una casa que quiera parecer ordenada y limpia y que transmita sensaciones tranquilizantes.

Siguiendo el esquema 60/30/10, para mí, el blanco (en el tono que sea) sería el 60, luego usaría una madera clara para el otro 30 (que podría combinarse con tonos craft para cajas y organizadores) y, finalmente, el 10 restante lo usaría para darle el toque de color con algo un poco más potente, el rojo, azul, verde… el que más te guste.

La ventaja extra de esta forma de decoración es que puedes cambiar bastante el tono del ambiente general sustituyendo sólo ese 10% de color potente. Esto es porque el otro 90% está formado de colores neutros que no afectan demasiado cromáticamente hablando.

Y esto es todo por hoy. Espero que te haya gustado esta nueva entrada en la que nos hemos metido un poquito más a fondo en el mundo de las sensaciones. Ahora ya puedes echar un vistazo a tu alrededor ¿Has descubierto ya eso en casa que no encajaba? ¿De qué color era?

8 thoughts on “Como usar los colores a la hora de organizar

  1. Jo Alicia, mis muebles son de banak,ya sabes,bastante oscuros aunque no llegan a ser los wengué. Qué me recomiendas? Y otra cosa,me gustaría, si puede ser,que hicieras un post sobre aquél baño que dejaste impresionante!
    Muchas gracias por sacar tiempo para seguir con los vídeos y los post,con el jaleo que tienes ahora,es de agradecer.
    Un besete

  2. Buenas tardes!!! Me dice mi novio que estoy dejando la casa vacia jejeje pero es que teniamos un millon de cuadros y los he ido quitando poco a poco, no todos pero la gran mayoria si. Nuestra habitaciòn es demasiado grande, tenia un espacio hasta para la lectura con sofas, mesa y estanteria y lo he quitado todo, me causaba demasiado estres, hoy he reorganizado la zona de lectura y no se si me has leido el pensamiento pero estan clasificados por colores y esta espectacular y con los collares he echo lo mismo… Gracias por todo y por ultimo nuestra habitaciòn es 60 blanco, 30 madera cerezo, 10 naranja y azul

  3. Alicia que me podrias reconendar para habitaciones demasiado grande y con demasiada luz? Cambiar el color de las paredes? Nuestra habitaciòn es un altillo con unos ventanales sin persianas, ni tampoco contraventanas, es precioso porque todos los dias veo el amancer pero a las 6 de ka mañana es imposible dormir….

  4. ¡¡qué alegría saber que la elección que estoy haciendo para mi casa nueva es exactamente la que has descrito!! llevo dos casas con sofá rojo, la primera por elección propia (juventud, cierto), y la segunda porque venía así,… ¡y mato por uno color tierra!! que quedará genial con mis paredes blancas (no azules ni vainilla.. es lo que tienen las casas de alquiler) y mi suelo de madera retro… y será una butaca y algún otro detalle los que pongan el toque de color, creo que azul.. eso aún está por decidir.. bss!

  5. Desde que descubrí este blog estoy encantada con los cambios que estamos haciendo en casa pero ahora me surge una duda. Estoy cambiando la habitación de mis hijas y hemos pintado las paredes de blanco para darle luminosidad pero luego han elegido distintos tonos para decorar: dos tipos de rosas (fucsia y rosa claro) y dos tipos de azules (uno más aguamarina y otro más claro) aunque todavía no hemos comprado nada, estamos estudiándolo.. En el porcentaje de 60, 30, 10 ¿se pueden incluir distintos tonos del mismo color en cada uno o ya crearían más estres? La combinación de esos colores nos gustó mucho en Pinterest pero después de leer este artículo tengo mis dudas pero claro, al ser adolescentes les gusta más color que el blanco de las paredes.. El problema es que es una habitación muy pequeña y decidir bien es muy importante.. Gracias por tus ideas Alicia! nos estás ayudando un montón…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.