Organizar una casa no es tirar y recoger

Organizar una casa no es tirar y recoger
Imagen: missjettle.nl

Tras el maratón de posts de organización que supuso el reto 21 días para tener tu casa en orden, he querido aprovechar esta semana para no machacarte con más trabajo y fijar algunos conceptos importantes.

En el post anterior te hablaba de todo lo que significa Sin Piedad y hoy querría que entendieras otro tema fundamental. Organizar una casa no significa tirar y recoger.

Vamos a ver porqué digo esto.

La organización está de moda

Y esto es magnífico para todos. Creo que la famosa crisis, con todo lo malo que nos ha traído, también ha dejado cosas buenas.

La gente empieza a dejar de lado la vorágine de crédito fácil y gasto sin control y creo que empieza a ser más consciente del valor de las cosas y de que menos es más. No creo que esto hubiera ocurrido sin una crisis como la que estamos pasando.

A caballo de este nuevo pensamiento, han llegado los organizadores. Y es que precisamente una de las labores de los organizadores es eliminar lo que no tiene valor y reorganizar las cosas para que estén donde tienen que estar cuando se necesitan y, por lo tanto, sean más valiosas.

En Estados Unidos o Sudamérica hace ya muchos años que los organizadores son legión. Probablemente porque sus problemas de acumulación son mucho más importantes que los nuestros. Pero en España es algo todavía muy reciente.

El problema es que, últimamente, he visto muchos ejemplos de organización que no organizan nada. Sólo tiran y recogen. Y eso no es lo que hacemos.

Qué no es organización

Te voy a enseñar unos ejemplos porque es como mejor se ven estas cosas.

  • Coger todos los juguetes tirados por el suelo de una habitación y meterlos en cestas, no es organización.
  • Vaciar un armario lleno de vajilla tirada de cualquier manera y colocarla para que quede monísima, no es organización.
  • Meter cosas en cajas sin criterio, no es organización.
  • Tirar un montón de cosas, no es organización.
  • Colocar estanterías para que las cosas se vean ordenadas, no es organización.
  • Decorar no es organización.
  • Doblar bien la ropa y colocarla con mucho mimo, no es organización.

Es cierto que algunas de estas cosas pueden formar parte de un proceso de organización. No obstante, se trata sólo de una pequeña parte y, probablemente, la menos importante.

Qué es organización

Un organizador sigue una serie de técnicas y pautas que ayudan a mejorar tu día a día. No se trata de que las tazas estén colocadas, se trata de que las tazas estén exactamente en el lugar en el que cualquiera esperaría encontrarlas, que tengas exactamente el número de tazas que necesitas tener, ni más ni menos, y de que tu vida sea más cómoda desde que las tazas están ahí.

Además, un organizador debe esforzarse en empatizar contigo y tu familia, debe entenderte y ayudarte. A lo largo de la vida, creas vínculos con los objetos que te rodean y no siempre es fácil deshacerte de ellos, o quizá no es el momento adecuado.

Los días de organización son duros y agotadores, se producen tensiones entre los miembros de la familia. La parte psicológica es de las más importantes en el trabajo de organización.

Para terminar, un organizador debe conocer los usos y costumbres de la gente. Este es un pequeño trabajo antropológico. Las personas y las comunidades tienden a organizarse de formas similares por diversas razones. Identificar las características de tu grupo, hace que pueda elegir la opción más natural a la hora de reorganizar tu espacio.

Cuando te encuentras en un espacio organizado en base a tus creencias, experiencias y expectativas, te sientes como en casa. Pero si esto no se tiene en cuenta, por muy ordenada y vacía que esté la casa, seguirá resultando extraña y acabará volviéndose un caos.

El espacio debe estar en sintonía contigo y los tuyos. Igual que te puede gustar lo clásico, lo vintage, lo gótico o lo nórdico. Igual que hay técnicas y estilos de decoración, hay técnicas y estilos de organización.

Lo difícil de esto es que todo el mundo sabe cuál es su color favorito pero no cuál es el sitio en el que esperaría encontrar un paquete de folios.

Conclusión

Es extraordinario que la organización esté ocupando un lugar destacado en los últimos meses. También que cada vez más gente descubra que puede vivir mejor organizando sus espacios.

Pero también creo que, precisamente por esto, es importante dejar claro qué es lo que hace un organizador y qué le diferencia, por ejemplo, de una persona ordenada.

Un organizador no juzga ni se adhiere a un estilo. Trata de amoldarse y ponerse en la piel y el gusto de su cliente para encontrar su organización ideal.

Porque dar el paso de organizar una casa no es fácil. Al fin y al cabo, vas a dejar que un extraño entre en tu vida y revuelva tus cosas. Así que dar con la persona adecuada es fundamental.

6 thoughts on “Organizar una casa no es tirar y recoger

  1. Muy buen post, Alicia. Una organizadora profesional como tú, se dedica a que todo fluya, buscar el lugar adecuado para cada cosa, que todo tenga su lugar y todo el mundo en la familia sepa donde dejar y encontrar cada cosa. Un hogar puede estar ordenado, pero aún así sus dueños tener la sensación de que algo falta, que no les es cómodo ese orden. Y no todo método de organización vale para todo el mundo, eso también hay que entenderlo y adaptarse a cada familia y situación personal. Un abrazo,

  2. Estupendo post Alicia!!!!! Efectivamente que todo este ordenadísimo no significa que este organizado. La organización es para facilitarnos la vida. Y cada casa es un mundo, no todo el mundo tiene las mismas necesidades. Enhorabuena por describirlo tan bien. Un beso

  3. No te ha pasado aveces, que has ido por un viaje a una casa alquilada o has hecho un intercambio de casa,o simplemente has ido a la casa de la playa,y hay la mitad de cosas que tienes en casa, vives fenomenal y todo está donde previsiblemente tiene que estár? Pues, esa es mi ilusión…que cualquiera que venga a mi casa no diga…¿Donde puede haber un costurero?¿Y un boli?.Te sigo de cerca Alicia….voy poco a poco…pero empiezo a ver la luz.Gracias mil. Olivia.

  4. En algún momento estuve tentada de seguir añadiendo muebles para poder guardar más cosas. Por suerte me di cuenta a tiempo de que no se trata de tener más muebles para guardar cosas sino de seleccionar qué merece la pena tener/guardar. Y tener una casa cómoda y más sencilla. Descubrirte me ha encantado y el «sin piedad» también. Mira padres han sido de la teoría de «El que guarda halla» y me ha costado mucho llegar a la conclusión de que no es nada práctico. Ahora ya no me pesa liberarme de cosas que en realidad son un lastre. Gracias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.