Cómo organizar los paraguas

Cómo organizar los paraguas
Imagen: zulily.com

Lleva una semana diluviando en Madrid, por lo que un post sobre los paraguas me parece súper adecuado. Y es que esto es lo que yo llamo un post de temporada.

¿Qué haces con el paraguas? ¿Dónde lo metes? ¿Y cuando están mojados? Y es que nunca parece que haya un buen sitio para dejar los paraguas.

Pues hablemos del tema y busquemos soluciones.

1. El clásico paragüero

En el caso de que te decidas por usar un paragüero, tienes dos opciones. Podrías ponerlo fuera, en el rellano de la escalera. Evidentemente, tendrás que tener el visto bueno de la comunidad y, sobre todo, fiarte de tus vecinos.

Si vives en una casa, no hay comunidad, así que no hay duda, ponerlo en el exterior es la mejor opción porque así no se mojará nada el suelo y siempre lo tendremos en el mejor sitio.

Si no es posible tenerlo en el exterior, la segunda mejor opción suele ser detrás de la puerta de entrada aunque dependerá de cada casa.

En el norte, además, es perfectamente justificable que tengas unos cuantos paraguas. Yo que he vivido allí sé que tres o cuatro mueren cada invierno y, a veces, más.

2. El paragüero es para el norte

La realidad es que, sino vives de León hacia arriba, en el resto de España llueve poquísimo. Créeme, he vivido mucho tiempo en Galicia, de León para abajo, llueve poquísimo.

Así que, si no eres norteño, las reglas cambian bastante.

El espacio que ocupa un paragüero y el ruido visual que genera, no tiene sentido sino llueve más de cien días al año.

Para estos casos, te recomiendo que utilices paraguas plegables, y que los días de lluvia los dejes secar en la bañera (o la ducha).

Para guardarlos, lo mejor es colgarlos de la barra del armario de la entrada (si tienes).

Por supuesto, deshazte de todos esos paraguas cutres o de publicidad que se doblan con las primeras brisas del otoño. Para lo que se usa el paraguas en la mayoría de España, bien vale la pena tener uno bueno.

Algo que es válido para cualquier lugar del mundo es tener uno de los paraguas en el coche. Es súper práctico porque nunca sabes dónde te va a pillar la lluvia y es un paraguas menos que tienes en casa.

Así que, a grandes rasgos, dividimos el uso del paraguas dependiendo de la realidad de las veces que lo vas a necesitar.

Un truco

Cuando llueva, lleva una bolsa de plástico en el bolso o la mochila. Así, cuando entres en una zona seca, puedes meterlo en el bolso y así no va chorreando, la gente no resbala y tú no tienes que llevarlo cargando.

Conclusión

Los paraguas son elementos de temporada, que pasan muchos días al mes guardados. ¡Y lo que nos gusta que así sea! Así que no merece la pena gastar espacio en algo que no se usa la mayoría de los días del año.

Si estás en el grupo de facebook que abrimos con motivo del reto 21 días para tener tu casa en orden, estaría genial que compartieras allí tus trucos para lidiar con los paraguas. Seguro que tienes muchas ideas geniales que a mí ni siquiera se me han ocurrido. Así mantenemos el grupo en movimiento.

Nos vemos el jueves, ¡y mañana toca vídeo!

3 thoughts on “Cómo organizar los paraguas

  1. Genial! viviendo en galicia, los paraguas son imprescindibles en nuestras vidas, la verdad es que a veces hay que ir tirando los que están un poco destartalados con el uso y viento y quedarse con los imprescindibles.

  2. Muy buen post, tema y muy bien traido, como siempre!  Yo vivo en un bajo de una urbanizacion, mi puerta esta justo enfrente de la del portal! Hace 2 años tuve un bebe y me molestaba el felpudo que tengo delante de mi puerta, que es muy alto, asi que lo pusimos al lado de la puerta, nos limpiamos igualmente los zapatos ahi al entrar y las ruedas del carrito… y cuando llovia empezamos a dejar escurrir ahi los paraguas: que gran idea fue! una noche se nos olvido meterlo en casa y al dia siguiente seguia ahi! Grandes vecinos! Un abrazo Alicia

  3. Tienes razón que el paragüero «a la vista» es absurdo si no llueve tanto. Yo lo quería pero menos mal que descarté la idea. Encontré una manera ideal de tenerlos ordenaditos y bien puestos sin ocupar mucho espacio. En el armario del recibidor, en una percha, todos colgados, ocupan el espacio de una chaqueta. Eso sí, los plego y guardo cuando están totalmente secos.
    Besos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.