Dia 13: Como organizar el Salón – Comedor

Dia 13: Como organizar el Salón - Comedor
Imagen: martinathornhill.tumblr.com

Un día menos para terminar nuestro reto 21 días para tener tu casa en orden. Hoy te voy a hablar del salón o el salón – comedor. Y es que lo primero que hay que entender es que existen muchísimos tipos de salones diferentes.

Un salón es como una casa en miniatura porque ese es el lugar en el que se reúne toda la familia, cada uno con sus necesidades y sus ideas. También es la sala que más cambia a lo largo del tiempo.

A veces es sala de juegos, otras comedor para reuniones familiares, sala de gimnasia o dormitorio improvisado. No son pocos los que tienen su pequeño despacho en el salón o su rincón de lectura.

Y, en cambio, lo tratamos como si fuera una habitación más. Medimos, intentamos aprovechar el espacio para meter la mayor cantidad de muebles posible y ya está.

Vamos a ver cómo darle ese cariño que se merece.

La complejidad del salón

Como te contaba, el salón es la sala más complicada de toda la casa. Lo primero que tienes que tener claro es qué actividades vas a llevar a cabo en el salón, si tienes niños o no y cómo ellos lo utilizan, etc.

También estaría bien que todos los miembros de la familia aporten sus ideas. Si se sienten partícipes del diseño del salón, serán más responsables a la hora de mantenerlo como es debido.

También debes dejar a un lado, en esta etapa, el tema decorativo. La decoración es algo muy subjetivo. Hay a quién le gusta el rollo industrial y quién prefiere lo clásico. Si mezclas necesidades de organización con decoración será imposible ponerse de acuerdo.

Divide y vencerás

Ya lo decían los griegos y de esto sabían un rato. Primero ten claro lo que quieres y, después, búscalo en el estilo que te guste.

Por ejemplo. Quiero una mesa que no ocupe mucho, porque somos cuatro, pero a veces nos juntamos hasta doce. Los niños juegan mucho en el salón y traen sus juguetes y yo hago yoga al mediodía.

Aquí ya tendrías varias cosas a tener en cuenta. Por un lado, necesitas una mesa que se pueda ampliar. Los niños deberían tener su espacio para jugar sin invadir todo el salón. Incluso podrían tener algunos «juguetes del salón». Para terminar, deberías tener un espacio despejado para el Yoga.

Cuando tengas, más o menos, las secciones que necesitas, intenta darle a cada una su espacio dentro de tu hueco y estudia la posibilidad de compartir espacios.

El centro del salón, está mejor vacío

Cuantas más cosas pretendas hacer en el salón, más milimétrica tiene que ser su planificación. Una regla que suele funcionar bastante bien es la siguiente:

Si en el salón se van a llevar a cabo muchas actividades distintas, lo mejor es dejar el centro de la estancia vacía.

Además, es una recomendación de Feng Shui y puedo asegurar que funciona (yo misma la sigo en mi casa). Las mesas de centro son un engorro que sólo sirven para poner ceniceros decorativos y algún posavasos.

Si el centro del salón está vacío, se puede recoger fácil y rápidamente el desbarajuste de los niños, es más seguro para ellos, todo el mundo circula más cómodamente y, además, te puedes adaptar mejor a imprevistos como montar un colchón hinchable para que se queden unos amigos.

Si eres un enamorado de las mesas de centro, te recomiendo hacerte con unos puf como los BOSNÄS de Ikea que, además, sirven de almacenaje. Los puedes tener en una esquina y sacarlos para apoyar los pies o poner una bandeja encima. El multiusos ideal.

Si tienes poco espacio, a lo mejor necesitas una mesa de comedor diferente. Ahora hay unos modelos con alas que juegan con el espacio que es una maravilla.

Por cierto, cuando estés en esta fase, no tengas miedo de tener que prescindir de algún mueble. Recuerda que tenemos Wallapop. Ponlo a la venta y ve haciendo un bote para comprar esa nuevo mueble más funcional.

Y si necesito un despacho

La zona de despacho te recomiendo que la tengas muy acotada. Intenta que las cosas que usas para trabajar estén siempre en el mismo sitio y que no se mezclen con otras cosas. Lo mejor suele ser un buró o un escritorio con estantería.

Y qué hago con los cientos de libros

Para empezar, sé que nos duele en el alma deshacernos de los libros pero, si no los vas a volver a leer, es absurdo que estén ahí. Los libros se escribieron para ser leídos. Si no los vas a leer de nuevo y no les tienes un cariño especial, deja que lo lean otros.

Dónalos a bibliotecas, fundaciones o asociaciones. Suelen ser bastante agradecidos.

Con el resto, ya dependerá del espacio que tengas. Existen muchas librerías extraordinarias pero, recuerda, lo importante es evitar la acumulación y el apilamiento, porque eso transmite malas sensaciones. Además, provoca que seamos menos cuidadosos a la hora de seguir metiendo cosas en una estantería ya abarrotada.

Sé responsable con el espacio que tienes y adáptate a él.

Los papeles

Compartiendo zona con los libros tendríamos los papeles. Facturas, mapas, recuerdos del viaje a Cuenca y folletos de publicidad que, ve a saber porqué, quieres guardar.

Antes de nada, ya sabes lo que toca, deshazte de todo lo inútil. Ojo con lanzarse alegremente a la quema de papeles que hay cosas que hace falta guardar, sobre todo cuando hablamos de papeles de trabajo, facturas emitidas como autónomo o empresario o declaraciones de la RENTA.

Una vez hecha limpieza, toca dividir los papeles por temática y meterlos en archivadores. Esto es innegociable. Nada de papeles por encima de los libros. Los archivadores nos obligan a ser más disciplinados a la hora de clasificar el papeleo y, además, eliminan el ruido visual.

La zona de juegos

Si tienes niños pequeños, mi recomendación siempre es reservarles un espacio. Puedes cederles unas cestas en la parte de abajo de una KALLAX o usar una combinación TROFAST. Lo importante es que tengan unas cestas cómodas, colocadas a su altura, en la que puedan coger y dejar sus juguetes.

Pegado a esa zona, déjales un espacio libre para que puedan jugar sin miedo.

Aprovecha

Ahora que estas revisando el salón, es el momento de hacer un sin piedad. El ramo de flores seco acumulando polvo, la montaña de revistas sin leer o las velas casi consumidas pueden irse alegremente.

Y recuerda, organizar no es meter todo al tropel en una cesta. Para organizar, tienes que seccionar, eliminar y recoger solo lo que realmente necesitas.

Hazte el favor y vacía el cajón lleno de llaves que no sabes de dónde son. Parece que lo estoy viendo, con las llaves también hay alguna moneda, alguna muestra, un anillo, una pinza, tarjetas…

Venga, a eliminar.

4 thoughts on “Dia 13: Como organizar el Salón – Comedor

  1. te sigo por Ig desde hace dias y llevo posponiendo entrar al blog a leerme todo cuando tenga tiempo, he empezado hoy y no me puede gustar mas..organizar metiendo todo en una cesta (me suena tanto..) y lo de las llaves,la moneda y la pinza :DDD

  2. Hola Alicia, primero mi mas afectuoso y gran respeto, una persona organizada es una persona feliz, lo se, por que cuando tengo todo patas arriba, es todo mal humor y pasar, porque no puedo mas…
    Mi pregunta es, estoy acabando el día 9, el día 10 lo tengo claro, he donado todo lo que no uso o no necesito, el día 11, por extraño que parezca mis zapatos y mis bolsos es lo único que estaba en orden en casa…, sera porque me apasionan, pero por cuestiones económicas no tengo muchos.Y el 12 no tengo casi complementos, un joyero pequeño, así que hecho.
    Mañana empiezo con el día 13 «EL SALON» aunque debería llamarse el infierno. Una zona la dedico a mis hobbies, costura y ganchillo,»ZONA QUE NI IDEA DE COMO ORGANIZAR» y la otra zona sofás, tv y la «play», el módem y el receptor de TV, a mi me molestan mucho los cables, tu comentas que también hay «play» en tu casa, así que sabes de que te hablo, como puedo organizarme con esto. Y si tienes alguna sugerencia para la zona de hobbies, pues tambien…
    Muchas gracias por todo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.