El hall perfecto y ordenado

El hall perfecto y ordenado
Imagen: stadshem.se

La entrada de casa, o hall para los más internacionales, es un punto neurálgico en tu hogar, una declaración de intenciones y la carta de presentación de tu casa. Conseguir tener la entrada organizada y en orden es un reto que suele ser más difícil de mantener de lo que piensas.

Un hall bien organizado y con los elementos correctos hará que tu día a día sea más agradable y tranquilo y te ayudará muchísimo a que el resto de la casa disminuya su caos.

Qué pasa en el hall

La entrada de casa suele ser un espacio de caos en una mayoría de los casos, y es normal que lo sea. Es el lugar en el que solemos dejar los abrigos, zapatos, bolsos, llaves, cartera, la bolsa con los juguetes del parque, la silla de paseo, las cartas… ¿Sigo?

Además, esto pasa varias veces al día independientemente de si el día es tranquilo o de locos.

Esto hace que las cosas se acumulen sin control y, ¿sabes qué pasa cuando ya no entran abrigos en el perchero o bolsos en la butaca? Exacto, van a parar a las sillas del comedor o al sofá. Yo lo llamo el Efecto Desbordamiento.

Si defines sitios claros en los que dejar todas esas cosas y, además, incorporas ciertas rutinas de control, podrás mantener la entrada perfecta con poco esfuerzo. No te volverás loca buscando las llaves ni se te caerá el perchero por cargarlo demasiado.

Cómo controlar el hall

Procura tener un zapatero y un banquito (si puede ser las dos cosas a la vez, mejor que mejor), estaría genial que todos los miembros de la familia empiecen a tener el hábito de descalzarse antes de entrar en casa.

El nivel de suciedad disminuye muchísimo y eso hace que puedas limpiar el suelo menos veces y más rápido. No necesitas poner todos tus zapatos, solo los que usas de manera habitual y las zapatillas de andar por casa.

También necesitas un perchero o colgadores. Como mínimo, cada miembro de la familia debe tener el suyo y, recuerda que, si son niños, hay que ponerlos a su altura para que puedan coger y dejar su abrigo solos.

Utiliza mejor percheros de pared en lugar de los de pie porque así puedes ver todo de un vistazo y las cosas no se acumulan unas encima de otras. Los bolsos y mochilas también pueden ir en el perchero.

Un pequeño mueble de entrada es fundamental, y mejor si tiene cajón. Usa separadores de Ikea dentro del cajón para crear secciones para llaves, papeles y cartas, la correa del perro,… y asuntos varios.

Mantén una rutina de revisión

Al menos una vez a la semana, revisa el hall. No te llevará más de cinco minutos retirar los abrigos o los bolsos que se han podido acumular por las prisas, el exceso de zapatos, etc… así como tirar los papeles que no necesitas.

Un buen momento es el domingo por la noche, en el que empezamos a prepararnos para la semana que empieza y ya empezamos a pensar en qué nos vamos a poner y el tiempo que hará.

Con estos sencillos trucos lograrás que tu día a día sea más agradable. Ya no te encontrarás los zapatos en la alfombra del salón, el abrigo encima de sofá y los papeles de publi en la mesa del comedor

Y tú, ¿cómo controlas el hall? ¿Tienes tus trucos o te suena lo del Efecto Desbordamiento?

One thought on “El hall perfecto y ordenado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.