Ordenar herramientas, bombillas y cables

Ordenar herramientas, bombillas y cables
Imagen: archdaily.mx

Las herramientas, bombillas y cables siempre son cosas que nos traen de cabeza. Es muy frecuente lo de comprar herramienta o pintura para una cosa determinada y luego dejarla en casa aunque no la uses en diez años. Luego, clara está, están los fans de la ferretería.

Al final, lo que suele ocurrir es que vas a buscar una bombilla. No la tienes pero tienes muchas otras de otro modelo que nunca usas. Seguro que te suena.

Para todos esos casos, hoy te voy a hablar de cómo ordenar todas estas cosas sin morir en el intento. Es otra de las cosas que deberíamos cubrir este mes para marcar otro check en nuestro planner.

Divide y vencerás

Esto es lo primero y, seguramente, lo más obvio. Deberías hacer divisiones en función de lo que tengas. Son como sub-secciones, dentro de la sección ferretería.

En mi caso tengo por un lado las herramientas, por otro la electricidad (regletas, cables y bombillas) y, por otro, la pintura. La parte de electrónica/informática está en otra sección. Ojo, que esto es solo un ejemplo. Igual en tu caso tienes que hacer alguna división más (o menos).

¡Sin piedad!

Cómo no. Esto no sería lo mismo sin un Sin piedad y más después de haber hablado del Danshari.

Una vez tienes tus divisiones listas, llega el momento de eliminar. Hablando de cables podríamos estar una semana. Probablemente en esta sección encontraras cables de los cinco últimos ordenadores que has tenido (aunque muchos ya no se usan), un cable de antena, varias regletas todas revueltas, cables de audio, euroconectores… y un amasijo de cables que no sabes ni de dónde son.

Aquí te recomiendo que te quedes solo con lo que puedas reconocer y de verdad tenga sentido. ¿Sabes lo que es y que te será útil? Se queda. ¿De qué era esta cable? Se va. ¿Llegaré a usar diez cables de red? Se van. Ojo con los repuestos que se nos van de las manos.

Aquellos cables que hayan sobrevivido a la purga, enróscalos con gomas o con alambres de esos que trae el pan de molde que van genial para estos casos.

Vamos con la pintura, otro clásico que no pasa de moda. Si están cerradas, se guardan y listo. Si están abiertas, mucho ojo, lo mejor es sacarlos de la lata ya que no suelen volver a cerrarse bien y se secan. Puedes guardar pintura en botes de cristal con tapa de rosca que es donde mejor se conserva. Obviamente, si pintas una vez cada cinco años, no te compensa ni guardarlo.

El caso de las bombillas es fácil. Si te has pasado al led, todas las demás se van a reciclar. Punto. Aquí es así de radical. No vamos a guardar por si acasos por que no vamos a volver a la bombilla tradicional. No está mal tener una o dos bombillas de recambio (y digo dos si necesitas rosca fina y ancha) pero ni una más. ¿Tiene algún sentido almacenar bombillas cuando, además, seguro que las venden debajo de tu casa? No soy adivina es que las bombillas se venden debajo de todas las casas. En los bazares, los supermercados, las tiendas de barrio, las ferreterías, los hipermercados…

Tornillería, puntas, tuercas… lo que me suelo encontrar es muchos blisters abiertos y a medio uso y, la realidad, es que cuando vuelves a necesitar algo, a veces es tan difícil de localizar que acabas comprando de nuevo. Para esto te recomiendo que te hagas con una cajita tipo pesca con separadores.

Las secciones

Yo cada una de estas secciones la tengo en una caja de plástico diferente debajo de la cama. Otro buen sitio es en algún armario secundario o en un mueble preparado para eso.

Si las cajas son muy grandes, también puedes tener separadores para que no se mezclen unas cosas con otras. Por ejemplo, si tienes una caja con toda la electricidad, puedes tener separadores para los cables, las regletas y las bombillas.

Y se acabó

Al final ya ves que son pequeños detalles que pueden marcar una gran diferencia. Primero, tener solo lo que sea realmente necesario. ¿Para qué más? Segundo, recoger las cosas adecuadamente (con gomas, alambres, botes…). No hay nada más caótico que un cable de cinco metros sin atar de ningún modo. Por último, separar y almacenar siguiendo una lógica.

Espero que todo esto te ayude a meter mano a la zona de herramientas y a disfrutar cada vez que encuentres algo a la primera.

Nos vemos en Valencia este sábado y, si eres de Bilbao o te queda cerca, te interesará saber que ya están a la venta las entradas de los talleres de 21 Días para tener tu casa en orden y aprende a crear tus rutinas. Serán el sábado 5 de Mayo.

9 thoughts on “Ordenar herramientas, bombillas y cables

  1. Si yo te contara la de cables usb/x que tuve que arrancar de las manos de lloroso maridín al hacer la limpieza, jajajaja.
    Hace un par de días re-ordené el mueble donde tengo todo eso de lo que hablas, y es horroroso. Montones de cosas que no puedes tirar, y que ocupan un montón de sitio. Y ahora justo necesito la pistola de silicona, que creo que es lo que más al fondo guardé, ¡ay!

  2. Ay Alicia !! Siempre agradezco tu post….. Pero esto de los cables se lo dejo a mi marido… A mí me supera….. Jajajajaja

    Gracias y un saludo

    Marian

  3. Nosotros compramos una super caja de herramientas y ahí esta todo, y tiene la típica caja de pesca de la que hablas de quita y pon, mas una bandeja con compartimentos, aparte de un cajon enorme de hondo esta genial y yo feliz! Eso si, con tanta cosa pesa un… jeje

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.