Qué es el minimalismo

Qué es el minimalismo
Imagen: lasddi.com

En los últimos meses, hablando con unos y otros, me he dado cuenta de que mucha gente no entiende exactamente qué significa el minimalismo.

Como sabes, en Pon tu vida en Orden, he intentado explicar un poco las raíces del método y las distintas influencias sobre las que lo he construído. El minimalismo es una de ellas.

Yo no soy especialmente extrema con el minimalismo. Comparto en gran parte su visión pero todavía no he alcanzado un nivel en el que yo misma me pueda considerar una minimalista.

Significado de minimalismo

El minimalismo es un estilo de vida que fomenta el vivir con lo mínimo indispensable. Como ves, dentro de esta definición entra todo el mundo porque, ¿quién decide que es indispensable para cada uno? Es por esta razón por la que hay distintos niveles.

Es posible que pienses que para ser minimalisma deberías vivir en una especie de templo japonés de esos que en un salón de cien metros cuadrados solo tienen un jarrón y una alfombra. Para nada.

El asunto va más en el sentido de «¿para qué necesitas diez chaquetas? ¿No tienes suficiente con una o dos?». Inevitablemente, tras esas primeras preguntas viene la respuesta lógica. «Vale, tendré solo dos chaquetas pero me tienen que encantar y deben ser versátiles. Ah, y no importa que sean caras, al fin y al cabo, me voy a ahorrar otras ocho».

Seguro que esto ya te va sonando más. Y es que ahí es donde mi método encaja totalmente con el minimalismo. Lo de tener por tener y comprar por comprar, definitivamente, no va conmigo.

Ahí es donde empieza el camino al minimalismo. Después, bueno, ya veremos a donde nos lleva. Otra cosa que he aprendido con los años es a no preocuparme demasiado por el futuro. Ocuparte sí, preocuparte no. Al fin y al cabo, quién sabe lo que pasará mañana.

Beneficios del minimalismo

Supongo que no te descubriré la pólvora explicándote en qué te beneficia el minimalismo porque ya hemos hablado de esto varias veces aunque no le pusiéramos nombre.

Conforme lo vayas aplicando y vayas reduciendo la cantidad de cosas que necesitas para vivir, te sentirás más aliviado, como si soltaras lastre. Más cosas solo significan una cosa segura, más problemas.

Para demostrarlo, siempre uso el ejemplo del coche. Un coche da problemas, hay seguros que pagar, impuestos, igual lo metes en un garaje, sufre averías, hay que echarle gasolina… Dos coches multiplican los gastos, las averías, las cosas que hacer. Y así con todo. Es una verdad universal. Más cosas siempre es igual a más problemas.

Por otro lado, ya sabes que los espacios, cuanto más vacíos, más calma te aportan y los ordenas y limpias más rápido. Además, necesitas menos metros cuadrados, lo que te permite vivir en una mejor zona o evitar mudanzas indeseadas.

Créeme cuando te digo que es un tipo de vida que te hará más feliz.

Cómo empezar con el minimalismo

Si eres un lector habitual, es probable que ya hayas dado tus primeros pasos y seguro que ya has descubierto parte de sus beneficios. Si es así, estaría genial que lo pusieras en los comentarios para animar a los que todavía no han dado el paso.

Lo primero que debes hacer para encaminarte a este mundo del «menos es más» es hacer una especie de inventario de todo lo que tienes en casa. Es un rollo, lo sé, pero lo cierto es que la mayoría de la gente no es consciente de todo lo que tiene. Siempre ocurre que, al ponerlo por escrito, nos sorprende hasta a nosotros mismo.

Si te cuesta dar este tipo de pasos, es mejor que lo hagas por fases, dividiendo el trabajo por habitaciones o por tipo de objeto o prenda.

Una vez tengas la lista, pregúntate cuántas de esas cosas te gustan realmente, olvidándote de otras consideraciones. No importa si son regalos o si fueron carísimas. Ahora no vamos a tirar nada, es solo una lista. No te engañes y sé sincero.

Ahora sí, llega el momento de tirar y donar

Cuando te decidas a tirar o donar lo que ya no quieres, empieza por lo fácil. No te vayas a los recuerdos o a esa colección a la que tienes tanto cariño. Tienes que empezar siempre por cosas que no te de ningún reparo perder de vista, que no te cueste. Lo demás, déjalo estar de momento.

Una vez te libres de lo innecesario, piensa si con lo que te has quedado es suficiente o necesitas reponer algo. Otra vez, importantísimo, sé sincero. Mucha gente no tiene más de tres pantalones. En serio, no hace falta más. Además, siempre puedes probar y, si ves que te hace falta, vas y compras un cuarto. Es muy importante ese detalle, compra algo solo si realmente te hace falta o si te gusta tanto que lo hace realmente especial.

También ponte un límite con el espacio. Si no tienes espacio para más, entonces tendrás que negociar contigo mismo para hacerle sitio.

Y ya. De momento no hagas nada más. Sólo con esto, si eres capaz de llevarlo a cabo, notarás una mejoría brutal en todos los aspectos de tu vida.

Te puede ayudar utilizar el planner (espero tener los nuevos ya en la shop la semana que viene) para ponerte pequeños objetivos que midan tu avance. A mí es una técnica que me ayuda mucho.

Conclusión

Olvidándonos de la etiqueta de ser o no ser minimalista. Ya ves que esta filosofía se basa en unos pilares realmente sencillos (que no fáciles).

Me gustaría animarte a que lo intentes, poco a poco. Hasta el camino más largo empieza con un solo paso. No intentes hacer un cambio drástico porque eso siempre acaba en un efecto rebote y mucha frustración. Este tipo de cambios vitales hay que hacerlos despacito.

Y, para despedirme, decirte que este sábado estaré firmando libros en la Librería La buena letra en Gijón (c/Casimiro Velasco 12). Si te animas a pasar, estaré encantada de saludarte.

25 thoughts on “Qué es el minimalismo

  1. AY! Qué lejos estoy de ese punto del que hablas… claro que he hecho muchos «sin piedad» de cosas que sobraban, 273 no se usan,… pero queda mucho, lo se.
    Como en cuál quieres ámbito, no hay que agobiarse con. El objetivo final, sino dar pasitos y disfrutar dándolos.
    Como tú dices, quien sabe dónde estaremos mañana. O si habrá un mañana.

    Me ha encantado poder pensar un poquito en este concepto.
    Gracias!! Besos

  2. Muchas gracias por tus entradas. Cada una de ellas me da animo para continuar estableciendo el orden en mi vida. Y, tienes razón, cuanto menos almacenas mas disfrutas de lo que tienes. Continúa aconsejandonos así de bien!

  3. Gràcias Alicia, el verano pasado cuando té descubrimiento lo probe y me fue genial, ahora recojo en un plis!
    És fantàstic pqtienes mas tiempo para ti y tu familia!!!

  4. Buenos días
    mi experiencia más extrema ha sido con lo que mas me agobiaba que era mi ropa y complementos. Empecé con tesón para hacer un sin piedad a fondo ya que siempre llevaba casi lo mismo por que no podia acceder a otra ropa de lo lleno que tenia los armarios y comodas… Así que seguí al pie de la letra los consejos y pautas…. El primer día salieron 15 bolsas enormes, y al día siguiente otras tantas, 27 chaquetas, 32 bolsos y ni se la cantidad de pares de zapatos…. Todo a donar a una ong. Fui cogiendo carrerilla y vi que se iban vaciando los espacios y que podía seguir con las cajas de ropa de otra temporada. Así que continué vaciando y vaciando y creando secciones sin diferenciar verano o invierno… Ahora toda mi ropa está a la vista y accesible, he recuperado ropa que ni me acordaba, he desechado ropa que tambien ni me acordaba. En tema ropa y complementos he llegado a tal equilibrio que estamos a 15 de febrero y no he pisado las rebajas y no me he comprado absolutamente nada…. bueno no del todo. He comprado unas zapatillas de andar por casa y en la caja en la que entraron las nuevas, salieron las viejas en ese mismo momento.
    Ahora estoy rebajando otros espacios como el salon, por que el baño y la cocina tambien pasaron por el sin piedad y organización. Creo que si consigo imponerme en el salon estaré en un punto excelente…. jajajaajaja me animo yo sola.

  5. Yo también voy quitando cosas de casa poco a poco. Y es cierto que cada cosa que se va, siento alivio. Estoy un poco estancada ahora, por falta de tiempo pero en cuanto pueda retomo.

  6. Hola Alicia, yo empecé con tu método y me liberó muchísimo. Luego aplique el método cápsula a mi armario porque era un tema que se me resistía y fue increíble. Y en la última temporada lo hice con la ropa de mis hijas y sobre todo la mayor está súper implicada. Vamos metiendo pequeños gestos de minimalismo en casa y de verdad que nos ha cambiado la vida. Disfrutamos más de las cosas, tenemos más tiempo e incluso mis hijas son las primeras ahora en hacer una foto a las manualidades y cosas que traen del colegio y archivarlas digitalmente esa misma tarde. Todo se ha hecho de forma natural. Estamos encantados 🙂

  7. Interesante post. Creo que esto del Minimalismo , del orden, de despojarse de las cosas es todo un proceso interno que lleva su tiempo.
    En mi caso hace tres años que empezó dicho proceso. En el primer momento haciendo lo que tú llamas un “sin piedad” de a poco y por ambientes. No era acumuladora . Pero tampoco lo hice en 21 días. Convengamos que tiene mucho que ver el
    tipo de familia, por ejemplo mis hijas dejaban la
    Niñez para adentrarse en la adolescencia ingreso a la Universidad incluido…. lo que significa un gran cambio. (O por lo menos así lo viví yo.)
    Después empecé a hacer las listas, pero eso me surgió naturalmente.
    Es una forma de tomar conciencia de lo que tenemos. Luego con “el entra uno y sale uno”… y ahora creo que después de tanto trabajo físico y mental ( me sirve esto? Que hago con ello? Etc) es que uno se va conviertiendo en minimalista. Porque durante ese proceso comprende la importancia del tiempo,de las experiencias , de los momentos , por sobre la de las cosas. Y eso es buenísimo!!!
    Desde Buenos Aires mis mas cálidos saludos.

  8. Yo desde que empecé a poner orden en junio pasado parezco otra. No tenía tiempo para mi casa por mi turno partido en el trabajo y ahora, con el mismo turno, hasta me sobra el tiempo. Todavía me queda mucho por hacer pero poco a poco se anda el camino.
    Entre las cosas que me he quitado de encima y la planificación de tareas mi casa parece distinta. Estoy feliz de haberos encontrado.
    Cierto es que menos es más.

  9. Hola Alícia, sigo trabajando en esto gracias a tus consejos , ahora con los libros que me eran más preciados, y me está costando, más que decidir que se queda y que sale, me cuesta el deshacerme físicamente de ellos, alguna resistencia mia hay porque ya lo había hecho con unos 600. Estoy deseando que me llegue tu nuevo libro seguro que me aporta mucho, como así fue con el primero. Gracias. Un abrazo muy fuerte! A ver cuando te vemos por Zaragoza!

  10. Reconozco que tenía tendencia a la acumulación los primeros Sin Piedad fueron complicados, pero poco a poco voy dandome cuenta de lo que realmente sobra y por fin sé que cosas tengo y donde. Alicia me ha ayudado mucho a través de su blog, sus videos y su libro. Comparto muchas de sus ideas y la forma en la que entiende la vida. Ánimo a todo al que quiera hacer un cambio a aplicar sus consejos. Por cierto Alicia, si lees esto, tengo curiosidad si caerá algún curso o visita a firmar tu nuevo libro a Galicia. Un abrazo.

  11. Hola Alícia, hace tres años realizamos una reforma del tejado de mi casa, nos tuvimos que ir a vivir a otro lugar durante tres meses que duro la reforma, fué durante ese tiempo en el que me di cuenta que con poco se podía vivir y después te descubri a ti. Gracias por darmos tan buenos consejos.
    Y por favor ven a Zaragoza. Un besico

  12. Hola Alicia!!hace que te sigo varios meses,tengo tus dos libros y decirte que me los bebí y nada que me has cambiado la vida y quiero agradecerte todo lo que haces para ayudar. soy otra persona gracias a ti.un saludo enorme

  13. Buenos días Alicia!!!
    Estoy haciendo lo que no se debe hacer a esta hora ,ja ja ,conectada a Internet intentando escribir un comentario porque si lo pospongo ,esa mala costumbre de posponer vive pegada a mi desde hace años, no lo haré y como acabo de leerte sigo tu consejo de dejar mi comentario, también como agradecimiento ,o reconocimiento a tu esfuerzo y trabajo…Te descubrí hace unos días , de casualidad ,pues no sabía ni que existían este tipo de BLOGS, leo otros relacionados con mis aficiones ,la cuestión es que desde ese momento ,creo que fue el pasado fin de semana, he pasado por aquí cada día en mi rato de descanso para leerte además de bombardear a mis amigas con la felicidad que me produjo encontrarte ja ja , publicidad te estoy haciendo y buena eh …Bien a estás alturas de mi vida en el tema doméstico ,de organización ,no descubro muchas novedades pero sí te puedo decir que ha sido como un estímulo para ponerme en marcha sin agobios ,muy importante cuando dices «poco a poco» ir encaminándome en esta senda… Mi padre siempre me decía: Ani las cosas te atan, cuántas más tienes menos libre eres y más te esclavizan no lo olvides .Mi gran papá siempre tenía razón y yo siempre le escuchaba, pero no siempre llevaba a cabo al cien por cien sus sabios consejos… No soy una persona desordenada, ni dejada con la limpieza , creo que soy algo maniática para algunas cosas y lo que intento es buscar o aplicar la parte positiva de estás manías, ser yo la que manda y no ellas ,además de no incordiar a mi familia , con el tiempo me vuelto más flexible pero las perchas en los armarios tienen que ir en el mismo sentido ja ja ( aunque yo esto no lo llamaría manía jaja )y los zapatos se quitan nada más llegar de la calle en la entrada…Bueno hay muchas más cosas pero no es el momento :D…. Si creces con unos padres ordenados pienso que también lo serás, y es bueno ir inculcando el » orden y la limpieza» en los hijos , pasarán o pasamos momentos más caóticos en lo que a orden se refiere pero la semilla está en nuestro interior y florecerá ,tarde o temprano pero saldrá a la luz… Mi «problema» por llamarlo de alguna manera es ese pequeño Diógenes que tenemos ,o tengo, interiorizado y que tengo que poner a raya para no acumular comida ,ropa o cosas( no compro mucha ropa, pero es esa que tengo desde hace años y llevo a cuestas de ciudad en ciudad porque me la regalo aquel cumpleaños mi padre, marido ,tía abuela, por si adelgazo ..»Por si, por si » … zapatos…bolsos…Los chicos esto lo tienen más sencillo ja ja a nosotras nos desbordan los complementos no?)… Ja ja Alicia mientras te escribo esto ,que pretendían ser unas pocas líneas para decirte lo mucho que me gustan tu blog y vídeos y está siendo un testamento, me he dado cuenta de que la causa ,en mi caso ,es ese » Por si acaso» que merece un capítulo propio ( igual lo escribiste y todavía no he llegado a leerlo)….Por cierto sabes qué lo de las bandejas en el frigorífico me lo enseño mi abuela? Pero no pongo a todo ,sólo unas pocas,para las especias seguiré tu consejo porque cocino sin sal y tengo muuuuchas …
    Alicia se me pasa el tiempo, ja ja sólo darte las GRACIAS por todo tu trabajo y animarme a ser más organizada( hasta me he comprado agenda ja ja ) … Mi proceso de inicio al minimalismo ha comenzado tirando unos tarros de la encimera del cuarto de baño, cierto que parece poco pero qué bien me he sentido!!! Ja jaja
    P.d: Hay un documental en Netflix muy bueno acerca de este tema «Minimalism» cien por cien recomendable al igual que tu blog ( yo no llegaré nunca a ser minimalista en el sentido estricto pero sí quiero intentar ser un poco más práctica ,menos sentimental, y el primer paso esta dado
    Feliz fin de semana!!!

  14. Hola, Alicia. Ya hace meses que te sigo, y estoy totalmente encantada.

    Sólo quería decirte que leo todas tus entradas a mi marido, porque aunque yo sí soy minimalista desde bien pequeña, mi marido es todo lo contrario; inclusive guarda videoconsolas antiguas sólo porque en su momento le costó mucho conseguirlas. No hay manera de que venga a mi terreno, y yo no quiero ni debo obligarle… pero tampoco consigo convencerle. Es un poco frustrante, porque se queja de todos los juguetes que tiene nuestra peque pero él no deja de acumular. Me gustaría que entendiera que si él nos cediera parte de SU trastero cabrían algunos juguetes de la nena para hacer la rotación que a veces has explicado, por ejemplo.

    También ocurre que casi no estoy en casa, entre trabajo, extraescolares… Salimos de casa a las 8:00 y los días que llegamos temprano son las 18:00h, hacemos los deberes, bañito, cena… y ya es hora de ir a dormir.

    Aún así te sigo leyendo porque tus entradas son tan amenas y positivas que me das muchísima paz. Las fotos son preciosas e inspiradoras.

    Gracias por todo. Un abrazo desde Mallorca

    • Uff, me he sentido identificadísima contigo! Yo no siento apego por lo material y no acumulo pero mi marido es Diógenes personificado! No sólo guarda absolutamente todo ( móviles viejos, routers, exámenes de E.G.B…!) sino que encima llena el trastero de cosas que encuentra en la basura ( palés, un espejo, una silla rota…) Es realmente desesperante. Mis padres eran carteros y siempre he tenido un profundo respeto por el correo privado pero llegó un momento en el que sus cartas (del banco y facturas) se acumularon de tal manera que era insostenible, así que no me queda otra que abrirlas y gestionarlas yo misma… Aunque no se deben tirar las cosas de los demás, siento que en mi caso no tengo otra opción. Ya son muchos años juntos y sé qué cosas puedo tirar sin que se dé ni cuenta. Mis propias cosas también las tiro a escondidas porque si me ve tirarlas me dice que se las dé, que ya les encontrará una utilidad…
      Buff, :-), qué desahogo escribiendo todo esto!! Jajajaja
      Un saludo!!

  15. Buenos días a tod@s!
    La verdad es que quería agradecerte Alicia todo lo que nos vas dando, desde tu blog sobretodo, pero también desde otras plataformas (no tengo face pero te sigo con el de mi pareja). Hacía ya un tiempo que me daba cuenta de que tener tanto apego a las cosas no era bueno, pero no sabía/podía hacer nada para empezar a deshacerme de ellas. Cuando hay cuestiones emocionales cuesta un poquito más todo. Empecé con la ropa, pequeñas cosas, algún cajón (antes de descubrirte hace 2 veranos, me pasaron el libro de Marie Kondo)… Luego, llegar a tu blog fue una bocanada de aire fresco en mi vida y en mi casa: eres tan cercana, hablas de una forma tan próxima que incluso en mi familia tenemos algunas expresiones como las tuyas. Eso sí, hemos incluído el término «guardamierdas»!
    Tengo que decirte que no he acabado todavía el reto de 21 días, pero voy haciendo pequeñas trampas que me están ayudando: decidirme de una vez por todas a reformar la cocina que tenía 21 años (y aprovechar para el «sin piedad»); llamar a un pintor para pintar toda la casa de una vez (y limpiarla todita); vender por wallapop (por 1a vez en mi vida) un mueble rústico que tenía en la entrada, con unos cajones gigantescos (increíble lo que salió de allí…)… y en esas estoy, aunque todavía tengo cajas que no sé qué hacer con ellas, todo hay que decirlo. Poco a poco. Mi hija mayor también se ha puesto y me alegra ver que no le he contagiado mis manías acumulativas. Con la pequeña y los juguetes, ya es otra cosa…
    Infinitas gracias por tu apoyo desinteresado y tu forma de ser. En mi casa entra más luz desde que intento seguir tus consejos. Sigue así por favor porque nos haces mucho bien.
    Gracias

  16. llevo varias semanas leyendo tus articulos y tengo tu libro, pero aun no he sido capaz de dar el paso, ni siquiera he empezado, no se si aun me siento preparada. No es facil deshacerme de «mis cosas» pero reconozco que muchas son inutiles y se ha ido acumulando por el paso de tiempo. Espero poder dar el paso pronto. Lo q si tengo claro es q tengo q empezar es por mi armario… GRACIAS por tus consejos.

  17. Nada se consigue de repente, se dan pasos, por eso es importante en la vida aprender a ser perseverante, es un valor muy importante y más en estos tiempos de crisis y dificil de adquirir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.